8 abr. 2016

Investigaciones de Yoganga. Capítulo 2 Yoga Makaranda, Sri T Krishnamacharya.(Parte 2.1)


Capítulo 2 (Yoga Makaranda)

Investigaciones de Yoganga

Un hombre puede vivir en un cuerpo por el tiempo que desee, no solo cien años. Pero para eso prana vayu suddhi es esencial. Prana vayu suddhi quiere decir mantener prana vayu bajo control propio. Si prana vayu será mantenido bajo control, pranayama es la herramienta más importante.

Nuestros ancestros siguieron estas útiles instrucciones y así vivieron tanto como quisieron y vivieron como apoyo para la gente de este mundo y todavía hoy existen como almas famosas e iluminadas. Pero ahora, día a día, nosotros seguimos destruyendo las técnicas de pranayama. Desconfiamos de nuestra historia y de las grandes personas que estuvieron antes que nosotros y nos embarcamos en ejercicios físicos y movimientos que son peligrosos para nuestras vidas. Como resultado, envejecemos a los pocos años de nacer, luchamos y trastabillamos y nos caemos.

He descrito los métodos y las reglas para seguir pranayama en el capítulo sobre pranayama. Es importante primero aprender que mediante la práctica de asana y pranayama mantenemos nuestro cuerpo, mente, prana, indriyas, y atma en un estado apropiado –esto es yoga.

Hay muchos tipos de este yoga: 1. hatha yoga, 2. mantra yoga, 3. laya yoga, 4. raja yoga.

Hatha yoga se focaliza mayormente sobre las descripciones de los métodos para hacer asanas.

Raja yoga enseña los medios para mejorar las facultades y talentos de la mente mediante los procesos de dharana y dhyana. Además explica cómo traer los once indriyas bajo control y frenar sus actividades en el tercero ojo (el ojo de la sabiduría), el ajña cakra, o el posicionamiento del loto de mil pétalos (estos es, atraer la atención hacia adentro y no hacia afuera) y describe cómo ver el jivatma, el paramatma y todos los estados del universo. Pero incluso aquí se menciona que para limpiar los nadis es necesario seguir los pranayama kramas.

Asana y pranayama son inicialmente extremadamente importantes. Pero si uno quiere dominar asana y pranayama, es esencial traer los indriyas bajo control.

Yoga consiste en los ocho angas que son yama, niyama, asana, pratyahara, dharana, dhyana y samadhi.

2.1 Yama y niyama

Ahimsa, satya, asteya, brahmacharya, kshama, dhrthi, daya, arjavam, mitahara y sauca. Estos diez son llamados yama.

  1. No lastimar a nadie mediante mente, discurso o acción es ahimsa.
  2. Decir siempre la verdad con buenas intenciones y mediante eso ser de utilidad para todos los seres vivientes es satya.
  3. No usurpar las riquezas de otras personas mediante mente, discurso o acción es denominado asteya.
  4. No desperdiciar tu viryam por ningún medio es llamado brahmacharyam.
  5. No cambiar el estado de tu mente independientemente de si obtuviste los beneficios esperados de tus acciones es kshama (ecuanimidad).
  6. Sea lo que sea que obstaculice tu felicidad o bienestar, continuar llevándolo a cabo con perseverancia y coraje, cualquiera sea el trabajo que haya que hacer, es dhrthi.
  7. Sea enemigo, amigo, extraño (alguien con quien tú no estás conectado o te es indiferente) o pariente, comportarse hacia los demás con las mismas buenas intenciones sin diferenciación es daya.
  8. Mantener el estado de la mente honesto (en el camino correcto) es arjavam.
  9. Usar la mitad del estómago para alimentos y conservar la otra mitad en partes iguales para agua y circulación de aire (vayu sancharam) es mitahara.
  10. Mantener la limpieza interior y exteriormente es sauca.



No acumular dinero es llamado asanchayam y también es un yama.

Ejecutar buenas obras sin miedo es un yama.

Tapas, santosha, asthikya, daana, isvara puja, siddhanta vakya sravana, hri, mathi, japa, homam. Estos diez son llamados niyama.

  1. Frío y caliente, alegría y tristeza, adoración y aversión –mantener un estado mental estable al encontrarse con estos y seguir el dharma de tu casta es tapas.
  2. Las tristezas y el placer que resultan de cualquier suceso que se deba a variaciones de tiempo y lugar, aceptarlas con una mente pacífica y contenta es santosha.
  3. Tener la creencia definitiva de que para cada uno de los catorce mundos hay un paramatma que los protege y estar seguro que sin él este diverso universo no podría existir, y decidir encontrar y conocer (realizar) este paramatma es asthikya.
  4. Regalar tus ganancias (ganadas honestamente) para buenas causas sin ninguna razón y sin esperar nada a cambio es daana.
  5. Adorar la deidad elegida por uno en la manera apropiada de acuerdo con los vedas es isvara puja.
  6. Para el propósito de establecer santana dharma, estudiar los vedas, la vedanta, smrti, los puranas e ithihasas, hacer estudio védico y recitación de estos; entender el funcionamiento de varios dharmas, y escuchar los discursos de grandes sabios es siddhanta vakya sravana.
  7. Si te has desviado con alguno de los tres –tu cuerpo, posesiones o espíritu – debido a ignorancia, informar a los mayores sobre esto sin esconderlo, sentir remordimientos y prometer no repetirlo nunca, y ser humilde en la propia mente es hri (modestia).
  8. Seguir el propio camino según especificado en los sastras y al hacerlo visualizar con mente unidireccional la divina y auspiciosa forma de la deidad elegida y ejecutar dhyana en esta deidad es mathi.
  9. Cantar adecuadamente los grandes mantras aprendidos bajo la dirección del guru con la correcta entonación, métrica y ritmo con entendimiento de su significado es japa.
  10. Nitya naimitika kaamya son los tres tipos de srouta smarta karmas (ritos o rituales védicos prescritos o registrados). Dejando de lado kaamya karma (acción o rito ejecutado con un motivo de interés propio o con una visión hacia resultados deseados), ejecutar los nitya karmas (nitya karma es un constante o continuo rito o acción, naimitika es un rito o acción regularmente recurrente o periódico) a tiempo adecuado para conformar a los devatas, después de recitar todos los mantras para poner el havis (arroz) en el fuego como es descripto en los sastras es homam.


Estos diez yama y niyama deben ser cuidadosamente practicados tanto como sea posible. Tendrán muchos beneficios. 

La tercera parte del yoga es asana.



Uno debe practicar asana en un lugar superior, muy limpio, limpiar todos los nadis de nuestro cuerpo y dominar los vayus para traerlos bajo control.



Para comenzar a practicar yoga, las dos estaciones, primavera (los meses de chittirai y vaigasi) (del quince de abril al quince de junio) u otoño (los meses de aipasi y karthikai) (del quince de octubre al quince de diciembre) son superiores.



Si un yogabhyasi come cuando el vayu sancharam es igual en ambas fosas nasales y duerme cuando la corriente de aire está en el surya nadi (lado derecho), él tendrá una salud superior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Licencia Creative Commons
Conciencia Yoga por Patricia Aballay se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported.
Basada en una obra en yogaconciencia.blogspot.com.