27 feb. 2016

Om Sham No Mitrah Sham Varunnah mantra



Los Shanti Mantras son oraciones por la paz . A menudo se recitan al principio y al final de las ceremonias religiosas o rituales del hinduismo. Shanti Mantras se encuentran a menudo en los Upanishads , donde se recitan para calmar la mente del recitador y el ambiente que le rodea .

Normalmente estos mantras acaban recitando la palabra " Shanti " tres veces . La palabra Shanti se recita tres veces para eliminar los obstáculos y calmar los tres reinos :

1 ) Físico 2 ) Divino 3 ) interno



Om Sham No Mitrah Sham Varunnah mantra

Este mantra es muy antigüo, como el Gayatri. Los Dioses mencionados son el sol (Mitra), el océano (Varuna), Indra el rey de los dioses, Vishnu, y la verdad subyacente, el Dios dentro de cada uno de los otros dioses, el invisible Brahman. El orador saluda a todos estos dioses y pide a cada uno que sean buenos con nosotros y nos protejan, es decir al estudiante y al maestro. Se repite al comienzo de la clase, pero también se recita al finalizar entre los mantras de cierre.



ॐ शं नो मित्रः शं वरुणः ।

शं नो भवत्वर्यमा ।

शं नो इन्द्रो बृहस्पतिः ।

शं नो विष्णुरुरुक्रमः ।

नमो ब्रह्मणे ।

नमस्ते वायो ।

त्वमेव प्रत्यक्षं ब्रह्मासि ।

त्वामेव प्रत्यक्षं ब्रह्म वदिष्यामि ।

ॠतं वदिष्यामि ।

सत्यं वदिष्यामि ।

तन्मामवतु ।

तद्वक्तारमवतु ।

अवतु माम् ।

अवतु वक्तारम् ॥

ॐ शान्तिः शान्तिः शान्तिः ॥


Om Sham No Mitrah Sham Varunnah |

Sham No Bhavatv-Aryamaa |

Sham Na Indro Brhaspatih |

Sham No Vissnnur-Urukramah |

Namo Brahmanne |

Namaste Vaayo |

Tvam-[e]Iva Pratyakssam Brahmaasi |

Tvaam-[e]Iva Pratyakssam Brahma Vadissyaami |

Rrtam Vadissyaami |

Satyam Vadissyaami |

Tan[d]-Maam-Avatu |

Tad-Vaktaaram-Avatu |

Avatu Maam |

Avatu Vaktaaram ||

Om Shaantih Shaantih Shaantih ||




Traducción

Om. Que Mitra ( el Sol ) sea benévolo con nosotros! Que Varuna (el océano) sea benévolo con nosotros! Que el noble Dios Aryama sea bueno con nosotros!
Que Indra y Brihaspati sean buenos con nosotros! Que Vishnu el de grandes pasos sea propicios con nosotros! 

Me inclino ante Brahma! Me inclino ante tí, oh Vayu (viento, la respiración de Brahma), tu eres en verdad el Brahma visible! Yo proclamo que tu eres el Brahman visible! Yo hablo acerca de la Verdad Divina! Yo hablo acerca de la Verdad Absoluta! 

Que Él me proteja! Que Él proteja al maestro! Que Él me proteja y que proteja al maestro! Om paz, paz, paz.

---------------------------

Esta invocación se encuentra en el Taittiriya Upanishad . Conocer esta oración de memoria es una de las primeras tareas de los monjes hindúes .

25 feb. 2016

Yoga sutras 1.12 a 1.16 : Abhyasa y vairaguia, práctica y desapego


Yoga Sutras de Patanjali

Capítulo 1: la senda hacia el Samadhi "Samadhi pada"


12. Abhiasa-vairaguiabhiam tan-nirodhah

El control de los vrittis se logra por medio de la práctica y el desapego.

Las diferentes formas de modificaciones mentales que producen dolor pueden controlarse de dos maneras. La primera es abhiasa, práctica o repetición. Un cambio de carácter no puede producirse más que a través de la formación de nuevos hábitos. La segunda es por medio del desapego, o la eliminación de las reacciones emocionales que se producen ante las situaciones o los individuos. Desapego no quiere decir que se descarte el amor o la compasión, sino, más bien, que se ignoren los pensamientos de naturaleza emocional. Estos vrittis pueden aflorar a la superficie de la mente, pero en este caso se les observa con absoluto desinterés y, finalmente, se les deja de lado.

13. Tatra sthitau Yatno’bhiasah

Abhiasa es el esfuerzo continuo para establecer un sólido control sobre las ondas mentales.

Para liberar la mente de las distintas formas de pensamiento, es necesario practicar con regularidad durante un largo período de tiempo. Existen muchos medios de llevar a cabo esta práctica. Aquí se mencionan los ocho pasos del Raya Yoga, pero hay otros métodos que llevan al mismo objetivo de Dicha Suprema; entre ellos cabe destacar las otras formas de Yoga que se describen en este libro.

14. Sa tu dirgha-kala-nairantaria-satkarasevito drdhabhumih

La práctica queda firmemente establecida cuando es seguida durante un largo período de tiempo sin interrupción y con sincera devoción.

Si se produce alguna interrupción en la práctica de aquietar la mente o si no se persiste en el esfuerzo durante muchos años, los resultados serán solamente temporales y el progreso conseguido terminará por desvanecerse. La práctica ha de ser constante y ha de ser hecha con intensa dedicación. El éxito se logra únicamente cuando existe un auténtico deseo de lograr el objetivo.

15. Drstanusravika-visaia-vitrsnasia vasikara samña vairaguiam

Vairaguia, o desapego, es aquel estado de conciencia en el que el deseo por los objetos, visibles e invisibles, es controlado por medio del dominio de la voluntad.

El desapego es un estado mental. Es indiferencia hacia los objetos del mundo. Supone no verse afectado por atracciones ni repulsiones. Cuando la mente adquiere el gusto por una sensación o placer particular, se apega a él, recuerda la experiencia y desea su repetición. Es, justamente, este deseo la causa del dolor. El estado de vairaguia no implica necesariamente la renuncia a la vida social, sino que consiste en desasociarse mentalmente de las emociones que esa vida produce.
La renunciación constituye una gran ayuda en el logro de vairaguia. Renunciando a los objetos de los sentidos, la mente se aquieta rápidamente pero conviene recordar que desapego no es sinónimo de carencia. Uno puede no tener absolutamente nada y, sin embargo, estar lleno de deseos. Si alguien se siente muy atraído por los helados de fresa, atarse las manos y taparse la boca no le ayudará mucho a no desearlos.
El fundamento de vairaguia reside en la concienciación interna de la carencia de valor de las cosas del mundo. Los objetos y los deseos desaparecen, entonces, rápidamente. Pero la renunciación no consiste en huir de la sociedad, de los deberes y de las responsabilidades, como se cree a menudo, sino en cumplir el propio deber con desapasionamiento y desapego.

16. Tat param purusa-khiater gunavaitrsniam

El estado de desapego supremo es el que proviene de la conciencia del Purusha y renuncia incluso a las tres cualidades de la Naturaleza.

El auténtico vairaguia es la identificación con el Purusha. Purusha es el Ser, el Brahman del Ñana Yoga. Es inmanifestado y carece de cualidades. Es ese Ser Supremo que todo lo impregna y que vive en el alma de cada persona. Hay que distinguirlo de Prakriti, que es materia causal, el Señor manifestado en los distintos aspectos del mundo. Prakriti está compuesto de tres gunas, o cualidades, que son: tamas, inercia o letargo; rayas, pasión y actividad; y sattva, pureza.
En el desapego extremo no hay identificación con los componentes que limitan y que definen al individuo. Cuando se entiende que la fuente de todo conocimiento es el Ser, se renuncia incluso a estas tres cualidades. Quien se considera un santo está apegado a su cualidad de pureza y bondad. Quien se proclama pecador se está identificando con la cualidad de letargo espiritual, causante de las malas acciones. En la senda espiritual, tamas va siendo gradualmente reemplazada por rayas; es decir, las buenas acciones sustituyen la inactividad. Posteriormente se establece un mayor equilibrio incrementando las cualidades sattvicas, o puras. Finalmente, cuando uno permanece en el Ser, trasciende incluso la pureza, ya que Purusha es ilimitado y se extiende más allá de las tres cualidades de Prakriti.

20 feb. 2016

Yoga sutras 1.5 a 1.11 : cinco tipos de vrittis


Yoga Sutras de Patanjali
Capítulo 1: la senda hacia el Samadhi "Samadhi pada"



5. Vrittaiah pancataüah klistaklistah

Existen cinco tipos de vrittis, o modificaciones mentales, algunas de las cuales son dolorosas y otras no.

Aprender puede resultar agradable y doloroso para el estudiante que desearía adquirir conocimiento, pero, al mismo tiempo, desearía poder evitar la disciplina que eso supone. Su mente se ve sometida a una dura prueba. Los pensamientos dolorosos quedan fácilmente eliminados cuando el conflicto interno cesa por efecto de la concentración. La meditación se produce en un estado mental de recogimiento. Si este estado pudiera mantenerse en todo momento, uno disfrutaría continuamente de felicidad.

6. Pramana-vipariaia-vikalpa-nidra-smrtaiah

Los cinco tipos de modificaciones mentales son: el conocimiento correcto, la interpretación errónea, la ilusión verbal, el sueño y la memoria.

El conocimiento correcto comporta una experiencia sin dolor. Es la única modificación mental beneficiosa.

7. Pratiaksanumanagamah pramanani

La percepción directa, la inferencia y el testimonio competente son pruebas del conocimiento correcto.

El conocimiento correcto, es decir, el conocimiento basado en hechos, puede probarse de cualquiera de estas tres formas, pero ninguna de las pruebas ha de contradecir las otras. La primera de ellas es la percepción directa, en la que el conocimiento se experimenta directamente a través de los sentidos. Esto solamente es aceptable cuando los sentidos son puros y no están sometidos al poder de la ilusión, y cuando una percepción  de la experiencia no difiere de otra. La segunda prueba, la inferencia, está basada en el razonamiento. Puede que no haya una percepción física de la verdad, pero se llega a ella a través de la lógica y las experiencias pasadas.

La tercera prueba, el testimonio competente, es el conocimiento transmitido por una persona de carácter impecable, que ha tenido él mismo la experiencia directa, cuyas palabras no contradicen las escrituras y cuyos motivos son puros. Este conocimiento ha de ser tal que esté en total acuerdo con los sabios. La Verdad es Una. Todas las pruebas del conocimiento correcto llegan a las mismas conclusiones.

8. Vipariaio mirthia-ñanam atad-rupa-pratistham

La interpretación errónea es una concepción falsa de una idea u objeto cuya naturaleza real no corresponde a ese concepto.

El segundo tipo de vritti, la interpretación errónea puede estar también basado en la percepción de un objeto externo, pero, en este caso, la imagen mental no corresponde a la realidad del objeto. Esto puede ser debido a percepciones deficientes, a un análisis incorrecto de las percepciones, o a distorsiones de las mismas, causadas por el ego. El resultado es comparable a un espejismo en el desierto, pero es muy frecuente en la vida cotidiana. Muy a menudo se emiten juicios sobre personas o situaciones sin que exista de hecho, ninguna relación entre la realidad y la impresión mental.

9. Sabda-ñananupati-vastu-sunio vikalpah

La ilusión verbal está causada por la identificación con palabras que no tienen una base real.

La ilusión verbal es la impresión mental creada por reacciones o palabras que no están fundamentadas en hechos. Si un hombre llama necio a otro, no es más que una verbalización, una vibración en el aire, pero, sin embargo, ¡qué ola mental tan impetuosa puede levantar! Una simple palabra irreal provoca la desolación y el caos en los cuerpos físico y emocional, destruyendo toda paz y felicidad.

No se es un necio porque alguien lo diga. Si alguien le dice a otro que es un burro, no por eso le van a crecer las orejas y el rabo. Sin embargo, no es infrecuente ver reacciones coléricas ante tales afirmaciones, lo que las confiere, por otra parte, auténtica validez. La mente atribuye un significado a las palabras que las dota de una falsa realidad. Reacciones de este tipo a vibraciones insignificantes son causa de incontables conflictos humanos.

Reaccionar excesivamente ante las palabras y llegar a conclusiones precipitadas es una prueba de debilidad mental. Los vrittis, las ondulaciones mentales, han de ser aquietados, no solamente durante la meditación, sino en todo momento. Particularmente precavido se ha de ser con el orgullo, que también constituye una ilusión verbal que, a la menor oportunidad, incita al ego a considerarse diferente o mejor que los demás. No todo el mundo va a ser capaz de decir siempre cumplidos. El péndulo, inevitablemente, se moverá en la otra dirección yhabrá que escuchar también severas críticas antes o después. En cualquier caso, la felicidad no debe depender de la alabanza o el abuso, porque, en cualquier circunstancia, la única realidad es el Ser que se encuentra por encima de las cualidades y de los cambios.

Los católicos y los protestantes se enfrentan en Irlanda; en el Medio Oriente lucha árabes y judíos. En todas partes del mundo existen seres que se ven a sí mismos como diferentes a otros. Incapaces de controlar sus pensamientos, son arrastrados por palabras que instigan a la acción, la cual, invariablemente, lleva a una reacción. Una mente poderosa no se verá jamás afectada de este modo. Cuanto más débil es una persona, menos control posee sobre la ilusión verbal. Examínate la próxima vez que estés enfadado o te sientas miserable. Razona el proceso y observa las modificaciones de la mente. Liberarse, gradualmente, de la ilusión verbal es algo esencial para progresar en la meditación y para fortalecer la mente.

Un gran santo hindú fue, una vez, insultado por un no creyente, que le abofeteó varias veces. Ni un solo músculo de su cara se movió, ni se alteró la expresión calmada de su semblante, ya que no se identificaba con su cuerpo físico. Su mente estaba centrada en Dios. ¿Puedes imaginar la fortaleza de esa mente? Suami Sivananda se postró ante quien había intentado matarle. Jesús perdonó a quienes le crucificaron. Sin importarles la ofensa recibida, todos ellos respondieron con pensamiento de amor puro. Un auténtico maestro nunca reaccionará coléricamente porque, para él, el insulto y la alabanza son la misma cosa.

Control sobre los pensamientos no significa represión. La represión acumula violentas emociones. Por diversas razones muchas personas reprimen la cólera o el dolor, sonriendo forzadamente. Las vibraciones mentales reprimidas han de encontrar un escape. Han de ser sublimadas y canalizadas en actividades positivas, tales como la repetición del Mantra, el ejercicio y la meditación en pensamientos positivos de naturaleza opuesta. Transforma la cólera en amor y la aflicción en alegría.

10. Abhava-pratiaialambana vrittir nidra

El sueño es aquella modificación que entraña una absoluta vacuidad mental.

Durante el sueño profundo, la mente está en blanco. Se produce una experiencia de vacío, con ausencia de cualquier pensamiento. Algunas personas pueden experimentar este estado incluso con los ojos abiertos. Estre vritti, sin embargo, no ha de ser confundido con el estado de superconciencia en el que hay plena concentración, conciencia y realización del Ser.

11. Anubhuta-visaiasampramosah smritih

La memoria es la retención de experiencias pasadas.

La memoria, o smriti, se produce cuando las impresiones recibidas por la mente no desaparecen permanentemente y pueden retornar a la conciencia. Si, conscientemente, se realiza una acción, ésta quedará registrada en la mente. Cuando no hay conciencia de la acción o del acontecimiento, éstos no pueden ser retenidos. La memoria puede surgir de los tres vrittis anteriores: interpretación errónea, ilusión verbal y sueño. En la mente existen impresiones pasadas correspondientes a incontables vidas, desde hace miles de años, pero están en un estado latente y sólo se consideran memoria cuando surgen y se manifiestan en el nivel consciente.


Para mas lecturas y estudio de Yoga Sutras visita la pestaña Yoga Sutras de Patanjali

18 feb. 2016

Yoga sutras 1.1 a 1.4 : la naturaleza de la mente

Yoga Sutras de Patanjali
Capítulo 1: la senda hacia el Samadhi "Samadhi pada"



1. Atha Yoganusasanam
Ahora se explica el Yoga

Yoga significa unión. Se refiere al proceso de unión del ser individual con el Ser Universal que propicia ese estado mental de calma y sosiego en todas las situaciones. 

2. Yoga chitta-vritti-nirodhah
El Yoga consiste en suprimir la actividad de la mente

La mente no es visible ni tangible. No se encuentra en el cuerpo fìsico, como el cerebro, sino en el cuerpo astral. Su magnitud no puede medirse, ya que comprende los sentimientos, ideas e impresiones de esta vida y de otras pasadas, así como el conocimiento intuitivo de lo que ha de venir. Para lograr la paz de la Unión es preciso acorralarla y controlarla por completo. 

El término sánscrito chitta puede traducirse como la substancia mental, y constituye, en cierto modo, la base de la mente. En la filosofìa Vedanta se le denomina antahkarana, que significa instumento interno. El antahkarana contiene cuatro elementos principales: Manas, la mente, cuyas funciones son pensar, dudar y desear. Buddhi, el intelecto, que realiza las funciones de discriminar y tomar decisiones. Aquella porción de la mente que es auto-arrogante y se ve a si misma como separada de la Fuente es ahamkara, el ego. Finalmente queda el subconsciente, que sirve de almacén de experiencias y memorias pasadas, y que también recibe el nombre de chitta. 

Como puede verse, la palabra chitta tiene varios significados. Mientras que en la filosofá Vedanta se refiere únicamente al subconsciente, Patanyali la utiliza en un sentido más amplio: se refiere a ese substrato subyacente, a la base misma que constituye la esencia del aparato mental. Chitta puede manifestarse, en un momento dado en cualquiera de las cinco formas siguientes: 1) kshipta, dispersión; 2) mudha, oscuridad, opacidad; 3) vikshipta, recolección, centramiento; 4) ekagrata, concentración; 5) niruddha, suspensión absoluta de toda actividad. 

La actividad de la mente en el estado de kshipta, dispersión, tiende a experimentarse en forma de placer o dolor. La mente actúa para justificar sus deseos, sin preocuparse de las consecuencias. Piensa en una salchicha de Fráncfort y ha de conseguirla como sea. Si se le advierte de los venenos que contiene, la reacción es cubrirla con más mostaza y comérsela de todos modos. En el estado mental de mudha, la tendencia es a ver y a causar sufrimiento y a negar la felicidad. Vikshipta se produce cuando la mente se esfuerza en replegarse hacia su centro. Los rayos mentales están normalmente dispersos en todas direcciones. En este estado se hace un esfuerzo consciente para reunirlos y enfocarlos en una sola dirección. Cuando esto se consigue, la mente se encuentra en ekagrata, un estado que lleva, finalmente, a niruddha o suspensión de toda actividad, donde sobreviene el samadhi, la experiencia suprema de dicha. 

Chitta es, pues, el substrato de la mente. Es comparable a un lago en el que se suceden las olas que representan los pensamientos. Estas olas mentales se denominan vrittis. Los vrittis son modificaciones del pensamiento que rizan el lago de la mente, produciendo actividad. La ausencia de vrittis conlleva la suspensión de toda actividad mental. En la mente de una persona media se producen miles de vrittis cada minuto. Es imposible registrar con precisión todas las modificaciones y cambios intrincados, y casi imperceptibles, que cruzan por la mente a cada instante. No es de sorprender, por lo tanto, que llegar a comprender la mecánica de la propia mente cueste muchos años de observación. 

El Ser es el testigo de cuanto se percibe, pero no actúa ni reacciona, puesto que todas las acciones y reacciones tienen lugar en la mente, manifestándose en forma de vrittis. El pensamiento, la fuerza más poderosa del universo, es quien inicia todas las acciones. La actividad que se desarrolla en el plano físico no es más que un espejo que refleja los trabajos internos de la mente. Eso que asumimos como real, el entorno físico en el que vive cada persona, es solamente una proyección de la mente. Cuando las numerosas modificaciones de la mente, vrittis, son suprimidas, uno ya no se ve afectado por las fluctuaciones del mundo y el Ser brilla con imperturbable pureza. 

3. Tada drasthu svarupe ‘ vasthanam
En ese momento (cuando cesan las modificaciones del pensamiento), el perceptor descansa en su propia naturaleza. 

Ese estado de conciencia pura se alcanza cuando la mente deja de ser modificada por la actividad de las olas del pensamiento. Cuando la superficie de un lago está en calma, sin olas que la agiten, puede verse claramente el fondo. Del mismo modo, cuando cesan los vrittis de la mente, la naturaleza esencial del hombre se hace evidente. Al cesar la agitación mental, el mundo deja de existir para el meditador, quien permanece en constante unión con el Ser. 

4. Vritti-sarupian itaratra
Cuando la mente no está concentrada, el perceptor se identifica con sus modificaciones. 

Cuando se producen ondas mentales, surge de inmediato una tendencia a identificarse con ellas. Cada uno de estos vrittis da lugar a numerosos otros. Si el vecino de enfrente tiene una piscina 10 cm más larga que la propia, surge inmediatamente el vritti: “He de conseguir una piscina mayor”. Si no se suprime en el momento mismo de su formación, este pensamiento se repite una y otra vez, seguido de otros relacionados con él. Cada uno de ellos sigue la estela del anterior, haciendo más y más poderosa la actitud general. Si, llevado de la codicia, uno compra la casa y la piscina de su vecino, se encontrará con que tiene que pagar mas impuestos, además de verse obligado a limpiar dos casas y dos piscinas…. Para aliviarse de tantos dolores de cabeza uno se va de vacaciones a un hotel… 

¿Cuál esla diferencia entre estar en el salón del hotel y en el de la propia casa? Ninguna, porque la mente sigue esclava de sus preocupaciones, identificándose con los mismos problemas, dondequiera que esté. Un vritti da lugar a innumerables otros, todos en busca de la felicidad. Pero, de hecho, es sólo necedad, porque la propia agitación de esos pensamientos destruye la paz que la mente desea. Es únicamente cuando estos pensamientos se calman por efecto de la concentración, cuando se elimina la identificación con la agitación y el deseo. 



Para mas lecturas y estudio de Yoga Sutras visita la pestaña Yoga Sutras de Patanjali

14 feb. 2016

Sutra I.3 : LA CULMINACIÓN DEL YOGA


तदा द्रष्टुः स्वरूपेऽवस्थानम्॥३॥
Tadā draṣṭuḥ svarūpe'vasthānam||3||


Tadā: entonces
Draṣṭuḥ: en la propia naturaleza de uno
Avasthānam: se establece

Entonces el testigo se establece (habita) en su propia naturaleza. 

La autorealización pude tener lugar sólo cuando los chitta vrittis detuvieron su actividad, cuando la mente o chitta ya no es afectada por los juegos de los tres gunas y los estados de ánimo cambiantes, y ya no hay identificacion con el mundo objetivo. Como nuestro entendimiento es muy limitado, no estamos listos para conocer o entender el estado de kaivalya, auto-realizacion, o para comprender los altos estados de conciencia que se hayan en samadhi. La realización viene desde adentro y no puede ser comprendida por nuestro estado actual de conciencia de la mente, falseado y condicionado por nuestros gustos y disgustos, falsas creencias, conceptos erróneos, falsa comprensión y demás, que son nuestros patrones de pensamiento cotidianos y que están unidos a asmita, el ego o el sentido del "Yo". 

Pureza de la mente, completo control de los sentidos, ausencia de deseo entre otros, son todos necesarios antes que uno este listo para alcanzar el objetivo del yoga, que es kaivalya o auto-realización. La palabra avasthanam indica el retorno al estado original. Se explica en el cuarto capítulo. 

Fuente: "Four chapters on freedom" Swami Satyananda Saraswati
Licencia Creative Commons
Conciencia Yoga por Patricia Aballay se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported.
Basada en una obra en yogaconciencia.blogspot.com.