28 ene. 2013

Asanas: Kurmasana y Supta Kurmasana

Supta Kurmasana
La tortuga y la tortuga durmiente

Kurma significa "tortuga" y supta "durmiente". Esta asana tiene la forma de una tortuga, primero con la cabeza y las patas fuera del caparazón, y en la segunda parte con las cabeza dentro dentro del caparazón como cuando la tortuga duerme. Tal como es la tortuga, lenta, así debe armarse la asana. Lleva tiempo aprender la dinámica compleja de estas dos posturas, su comprensión es vital para completar la segunda mitad de Yoga Chikitsa (depuración y purificación corporal). Además esta asana es la "puerta de acceso" a Nadhi Sodhana, o purificación del sistema nervioso, y es la primera asana donde colocamos las piernas detrás de la cabeza. 
Esta asana comienza a trabajar sobre el cuerpo sutil estimulando el kanda (plexo nervioso), que se localiza en la zona inferior del abdomen, donde se originan los miles de nadis (canales de energía/nervios) del cuerpo. La postura de la tortuga ejerce un efecto purificador sobre el corazón y los pulmones, y en esta asana es imprescindible que recurrir a la apertura de las articulaciones de la cadera que se han practicado en posturas anteriores, pues son las que permiten colocar las piernas sobre la parte posterior de los hombros y cuello. 
El peso de las piernas recae sobre la parte posterior del cuello permitiendo fortalecer aún más la columna, un elemento importante en las próximas asanas. A la vez ensancha el pecho, corrige las dificultades respiratorias y cuando la fuerza física se equilibra con la duración de las inhalaciones y exhalaciones, el sistema respiratorio puede alcanzar su máximo potencial. 

Kurmasana

"Esta asana está dedicada a Kurma, la encarnación en forma de tortuga de Visnu, preservador del universo. Muchos tesoros divinos se perdieron en las inundación universal, incluido el amrta (néctar) con el que los dioses preservaban su juventud. Para recuperar los tesoros perdidos, los dioses se aliaron con los demonios y juntos emprendieron la tarea de batir el océano cósmico. Visnu se convirtió en una gran tortuga y se sumergió en el fondo del océano. Sobre su espalda reposaba la montaña Mandara, que era la vara de batir, y alrededor de la montaña se hallaba enrollada la serpiente divina Vasuki, haciendo de cuerda. Con los esfuerzos conjuntos de los dioses y los demonios, que tiraban de la serpiente y giraban rápidamente la montaña, el océano fue batido. Del océano batido emergió amrta junto a otros tesoros, incluida Laksmi, consorte de Visnu y diosa de la Riqueza y la Belleza."
B K S Iyengar



 
Efectos
Esta postura es sagrada para un yogui. Al describir las cualidades del sthita-prajña (el que es de mente estable) a Arjuna, el Bienaventurado Señor dice: "Cuando, al igual que una tortuga retira sus miembros hacia dentro en todos sus lados, él retira sus sentidos de los objetos de percepción, entonces su sabiduría queda sólidamente establecida" (Bhagavad Gita, segundo discurso, versículo 58). En esta postura los miembros se retraen y el cuerpo se asemeja a una tortuga. La mente se calma y se sosiega, desarrollando ecuanimidad en la pena y en la alegría. Gradualmente uno se ve libre de la ansiedad en medio del dolor e indiferente en medio de los placeres, al tiempo que las emociones de la pasión, el miedo y la ira aflojan sus ataduras sobre la mente. 

24 ene. 2013

Asanas: Bhujapidasana



Bhuja significa "brazo" u "hombro" y pida quiere decir "presión". 

Asanas relacionadas: NavasanaKurmasana y Supta KurmasanaGarbha Pindasana.




Efectos
Mediante la práctica de esta asana se fortalecen las muñecas y las manos, así como los músculos abdominales, debido a la contracción del abdomen. El cuerpo se sentirá ligero. Practicando esta asana se desarrollan y tonifican los músculos menores de los brazos sin necesidad de aparatos especiales o gimnasios; las distintas partes del cuerpo constituyen los pesos y contrapesos. Todo lo que se requiere es fuerza de voluntad. 
El estiramiento impartido al esófago lo limpia y purifica. 

22 ene. 2013

El pensamiento y su poder


El cuerpo está internamente asociado con la mente; más que una contraparte de ésta es una forma densa y visible de la mente sutil e invisible. Todo cambio de pensamiento da lugar a una vibración en el campo mental, y ésta, cuando es transmitida al cuerpo físico, produce actividad en la materia nerviosa del cerebro. Esta actividad en las células nerviosas da lugar a numerosos cambios eléctricos y químicos en ellas. La actividad del pensamiento es la causa de estos cambios. Cuando la mente sintoniza con un pensamiento particular y permanece en él, se establece una vibración definida de materia, y, a menudo, cuanto más se produce esta vibración más tiende ella misma a repetirse, a convertirse en un hábito, a hacerse automática. El cuerpo sigue a la mente e imita sus cambios.

Swami Sivananda
"El pensamiento y su poder"

11 ene. 2013

Practica yoga

Programa tu vida. Determina tu rutina espiritual. Obsérvala regular y sistemáticamente. Aplícate con diligencia. No malgastes ni un sólo minuto. La vida es corta. El tiempo vuela. Ese "mañana" no llegará jamás. Ahora o nunca. Toma firmemente esta resolución: "Me convertiré en un yogui en esta misma vida, en este mismo momento". Practica un sadhana estricto. Si eres verdaderamente sincero y
si tu mente está llena de vairaguia, o desapasionamiento, y buscas con ansiedad la Liberación, alcanzaras la perfección en seis años. No lo dudes ni por un instante. Suami Sivananda
Licencia Creative Commons
Conciencia Yoga por Patricia Aballay se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported.
Basada en una obra en yogaconciencia.blogspot.com.