10 dic. 2011

Krishnamurti I


Breve biografia

Jiddu Krishnamurti nació en Madanapalle, al sur de la India, el 12 de mayo de 1895 y murió el 17 de febrero de 1986 en Ojai, California, Estados Unidos de América. A la edad de trece años le tomó bajo su protección la Sociedad Teosófica; los directores de la misma consideraron que él era el vehículo para el “instructor del mundo” cuyo advenimiento habían estado proclamando. Krishnamurti habría de emerger pronto como un maestro poderoso, inflexible e inclasificable; sus charlas y escritos no tenían conexión con ninguna religión específica y no pertenecían a Oriente ni a Occidente, sino que eran para todo el mundo. Repudiando firmemente la imagen mesiánica, en 1929 disolvió de manera dramática la vasta y acaudalada organización que se había constituido en torno de él y declaró que la verdad era “una tierra sin caminos” la cual resultaba imposible aproximarse mediante ninguna religión, filosofía o secta convencional.

A lo largo de su vida habló en diferentes partes del mundo, tanto en grandes audiencias públicas, como en diálogos personales con científicos, líderes religiosos, políticos, psiquiatras, educadores y gente común de la calle. Entre ellos podemos nombrar a Jawaharlal Nehru, Leopoldo Stokowski, Aldous Huxley, Bernard Shaw, el Dalai Lama, David Bohm, Maurice Wilkins.

Durante el resto de su vida, rechazó insistentemente la condición de gurú (maestro) que otros trataron de imponerle. Continuó atrayendo grandes auditorios en todo el mundo, pero negando toda autoridad, no queriendo discípulos y hablando siempre como un amigo habla a otro. En el núcleo de su enseñanza estaba la comprensión de que los cambios fundamentales de la sociedad podían tener lugar sólo con la transformación de la conciencia individual. Se acentuaba constantemente la necesidad del conocimiento propio, así como la inteligente captación de las influencias restrictivas y separativas originadas en los condicionamientos religiosos y nacionalistas. Krishnamurti señalaba siempre la urgente necesidad de una apertura para ese “vasto espacio del cerebro que contiene en sí una energía inimaginable”. Ésta parece haber sido la fuente de su propia creatividad y la clave para el impacto catalizador que ejerció sobre tan amplia variedad de personas.

Fuente: "Krishnamurti: principios fundamentales de su enseñanza" de Francese Salvador. 

Otros textos sobre la relación con la Sociedad Teosófica


Krishnamurti y la Sociedad Teosófica
J Krishnamurti con Charles Leadbeater y Ms Besant, directores de la Sociedad Teosófica
Debido a que el padre de Krishnamurti se encuentra relacionado con la Sociedad Teosófica, a la edad de catorce años entra en contacto con Charles Leadbeater, quien ocupa un alto cargo en dicha sociedad. Leadbeater afirma que el aura del joven Krishnamurti es excepcional, desprovista de todo egoísmo. Desde este momento en adelante, la Sociedad Teosófica se hace cargo de la educación de Krishnamurti, quien recibe una esmerada preparación tanto en el plano espiritual, como físico. Convencidos de que será el instructor del mundo y para perfeccionar  su educación se le traslada a Inglaterra. Aquí recibe una cuidadosa atención, tanto en el plano educativo, como por los múltiples honores y obsequios materiales que recibe.

Como se cree que Krishnamurti desempeñara un papel trascendente en la humanidad es nombrado presidente de la Orden de la Estrella de Oriente, institución vinculada a la Sociedad Teosófica. Desde ésta desarrolla continuos viajes e imparte charlas por todo el mundo.

Krishnamurti: Primera experiencia mística

En Ojai (EE.UU.) a la edad de 27 años, Krishnamurti experimenta una extraña experiencia; sin nada que lo justifique, sufre terribles dolores en todo el cuerpo, acompañados de escalofríos, pierde continuamente el conocimiento, se le agudizan algunos sentidos como el del olfato y no es capaz de ingerir alimentos. Luego de tres días de verdadera tortura, puede levantarse y se traslada al jardín bajo un árbol, donde cae en profundo trance. Cuando termina el episodio, que luego Krishnamurti denominara el «proceso», dice encontrarse "embriagado de Dios". Estas experiencias se repetirán y le acompañaran toda la vida.

Krishnamurti: Camino propio

Krishnamurti continúa ligado a la Sociedad Teosófica hasta 1929, fecha en la que decide abandonar todos los privilegios, bienes y honores recibidos, renuncia a la presidencia de la Orden de la Estrella de Oriente y con ella a la Sociedad Teosófica.

Desde este momento, libre de restricciones y convencionalismos, inicia un camino de profundo auto-conocimiento, el que no demora en transmitir a la gente a través de sus escritos y múltiples conferencias. De sus palabras se desprende un profundo mensaje de amor y sabiduría, que no deja indiferente a quienes las reciben, destacan entre ellos personalidades de su época tan diversas como: George B. Shaw, Kahlil Gibran, Henry Miller, David Bohm; entre otros: Todos ellos se refieren en los más elogiosos términos a la persona de Krishnamurti; Aldous Huxley, quién llegara a ser amigo de éste, después de asistir a una de sus conferencias nos dice:

"Fue lo más impresionante que haya escuchado nunca. Fue como haber escuchado un discurso del propio Buda, con tanta fuerza y autoridad en si mismo."

Para aproximarse al pensamiento de Krishnamurti es necesaria una actitud de alerta y de desnudamiento mental y emocional; para él, el ser humano en permanente búsqueda de seguridad, está atrapado entre el presente y el futuro, pero no sabe, no quiere afianzarse en lo que efectivamente es, el ahora.

"Es muy importante descubrir por uno mismo lo que se es en realidad, no de acuerdo con las teorías y las aseveraciones y las experiencias de los psicólogos, filósofos y gurús, sino por la investigación de toda la naturaleza y el movimiento de uno mismo, por el ver qué es uno realmente."

Otro aspecto que destaca en la vasta obra de este pensador, son sus reflexiones sobre el amor dentro de las que destacamos las siguientes:

"¿Qué es el amor? ¿Es placer -placer en el reiterativo acto sexual al que generalmente se llama amor? El amor de la esposa, en el cual hay gran placer, posesión y bienestar basados en el deseo, ¿es amor? Cuando existe un posesivo apego hacia el otro, tiene que haber celos, temor, antagonismo..." " ...Y, ¿cuál es la base del apego?..." "...¿Acaso la base del apego no es el temor de quedarse solo, de estar aislado, el temor al vacío, la sensación de la propia insuficiencia interna?"

"El amor es pasión, la cual es compasión. Sin esa pasión y compasión, sin su inteligencia, uno actúa en un sentido muy limitado, y todas las acciones de uno son limitadas. Donde hay compasión. esa acción es total, completa, irrevocable."


Sobre la meditación

“La meditación es el vaciado del contenido de la conciencia”

“La meditación es una de las cosas más importantes en la vida; no cómo meditar; no la meditación conforme a un sistema; no la práctica de la meditación, sino más bien lo que la meditación es en verdad.”

“Si uno puede descubrir, muy profundamente, la significación', la necesidad y la importancia que la meditación tiene para uno mismo entonces descartará todos los sistemas, los métodos, los gurús, junto con todas las cosas peculiares que se hallan, involucradas en el tipo oriental de meditación.”

“Es muy importante descubrir por uno mismo lo que se es en realidad, no de acuerdo con las teorías y las aseveraciones y las experiencias de los psicólogos, filósofos y gurús, sino por la investigación de toda la naturaleza y el movimiento de uno mismo, por el ver qué es uno realmente."


Fragmento del discurso de disolución de la Orden de la Estrella (Sociedad Teosófica)
"Yo sostengo que la verdad es una tierra sin caminos, y no es posible acercarse a ella por ningún sendero, por ninguna religión, por ninguna secta. Ése es mi punto de vista y me adhiero a él absoluta e incondicionalmente. La verdad, al ser ilimitada, incondicionada, inabordable por ningún camino, no puede ser organizada..."

"...Ni puede formarse organización alguna para conducir o forzar a la gente por algún sendero particular. Si desde el principio entienden eso, entonces verán lo imposible que es organizar una creencia. Una creencia es un asunto puramente individual, y no pueden ni deben organizarla. Si lo hacen, se torna en algo muerto, cristalizado; se convierte en un credo, una secta, una religión que ha de imponerse a los demás. [...]


Situación del mundo actual

En primer lugar Krishnamurti acostumbraba a iniciar sus charlas haciendo un repaso de la realidad del mundo y consecuentemente de la realidad humana para justificar así el estudio de la naturaleza del pensamiento con toda su problemática y la necesidad de realizar un cambio.

“El cerebro está condicionado y por este condicionamiento, uno encuentra confusión, contradicción, infelicidad, se siente desgraciado, sufre. “

“La vida parece un campo de batalla. En todo el mundo hay divisiones lingüísticas, nacionales, geográficas, religiosas, por la tradición, las ideologías, las creencias, en el mundo académico, científico, político; un sistema en contra de otro, cada uno asegurando que el suyo es el mejor y único camino.”

“¿Por que los seres humanos se comportan del modo como lo hacen,constantemente angustiados, siguiendo a alguna persona, alguna autoridad,algún libro, algún ideal, matándose unos a otros por medio de guerras y terrorismo, con crisis económicas y ecológicas, destruyendo la naturaleza, sin tener una verdadera relación con sus amigos, sus esposas, sus maridos y sus hijos?”

“Debemos descubrir por qué los seres humanos, después de tantos milenios, han 
llegado a ser tan vulgares, tan crueles, tan completamente faltos de afecto, de consideración, de atención hacia otros, negando todo el proceso de lo que se considera que es el amor”.

No tenemos relación con la sociedad ni con nuestros seres más íntimos, una  relación sin disputas, sin conflictos, sin riñas, sin angustias y todo eso”. 

“Éste es el ciclo de la existencia humana con su dolor, su soledad, su gran sensación de desaliento, su ansiedad creciente, su total falta de seguridad”.

Todas nuestras acciones se basan en el pensamiento, todos nuestros esfuerzos deliberados tienen por base el pensamiento”.

El pensamiento ha producido la división de las nacionalidades que da origen a las guerras, la división de religiones, como la judía, la árabe, la musulmana, la cristiana, la hindú, la budista, etc. El pensamiento ha dividido el mundo no sólo geográficamente, sino también en lo psicológico, en lo interno”.

  • “El hombre está fragmentado en el nivel psicológico mecánico de su existencia y en sus ocupaciones”.

“Esta división, tanto externamente, geográficamente, como en lo religioso, en lo nacional y en la relación que existe entre uno mismo y otro ser humano, es un derroche de energía. Es un conflicto que disipa nuestra energía en las disputas.”

“Nuestra vida es muy limitada, pequeña.”

“Este condicionamiento es como el de una computadora: estamos programados”.

“Hasta que no estemos libres del condicionamiento, libres de las actividades del pensar que crea los grandes problemas, esos problemas no podrán ser resueltos”.

“¿Viendo tanta división y desdicha, qué puede uno hacer?

“¿Es posible liberarse de este condicionamiento? Debemos investigar nuestra relación”.

“A través de la relación, descubrimos los diferentes condicionamientos: el apego, el miedo etc.” Para facilitar la tarea de investigación es necesario comprender la naturaleza del pensamiento en detalle .

1 comentario:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Licencia Creative Commons
Conciencia Yoga por Patricia Aballay se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported.
Basada en una obra en yogaconciencia.blogspot.com.