24 ene. 2014

Yoga por Paramahansa Satyananda


El yoga debería distanciarse de la religión. Debería considerarse una ciencia, la ciencia de la mente y del cuerpo, y también una filosofía. La gente debe saberlo. El yoga no es un acto de magia que cura enfermedades mediante posturas invertidas sobre la cabeza. Así como la ciencia moderna tiene su filosofía, el socialismo su filosofía política, el capitalismo su propia filosofía, el yoga también posee una filosofía: Samkhya.

Esto debe ser transmitido a las personas que están aprendiendo. Si no se explica, la gente entenderá que el yoga forma parte de la religión Hindú; y hoy en día, la gente recela/desconfía de las religiones. Los países prefieren considerase seculares. Incluso yo estoy cansado de religiones y sectas. Así que uno tiene que eliminar el yoga de la religión y explicar sus bases filosóficas y científicas.

Existen varias escuelas de Filosofía India tales como Advaita Vedanta, Budismo, Jainismo, Nyaya, Vaisheshika, Mimamsa y Samkhya. Samkhya es una filosofía muy antigua desarrollada por el sabio/profeta Kapila. La doctrina fundamental de Samkhya indica que las bases de la creación son Purusha y Prakriti. Estos dos elementos existen en todas las cosas. Tu existencia contiene dos elementos: cuerpo y espíritu. Todo en la creación consiste en estos dos elementos eternos, y esta creencia es la base del yoga.

El Yoga ha tenido diferentes tradiciones, como la tradición de Gorakhnath, que fue discípulo de Matsyendranath. La suya es la tradición del Hatha Yoga. El Rishi Gherand tenía su propia tradición de Hatha Yoga. Yajnavalkya también tenía su tradición de Hatha Yoga. También había yoguis tántricos, cuya tradición se transmitió a muy poca gente. Todas estas doctrinas han existido durante siglos.

También está el Raja Yoga de Patanjali, que es completamente distinto de las tradiciones del Hatha Yoga. Patanjali escribió tan sólo un sutra sobre la asana: sthiram sukham asanam. Explicó el pranayama con algo más de detalle, pero su principal énfasis es chitta, la conciencia; chitta y atman, conciencia y espíritu. A Patanjali le preguntaron qué se conseguía practicando yoga. Él respondió: drashtaha swaroope avasthanam ( “el sadhaka se establece en su propia naturaleza”). Cuando se le preguntó qué es el yoga, no lo definió en términos de Hatha Yoga; dijo que Yoga es chitta vritti nirodha (“atenuación
de las ondas que emanan de la conciencia”).
Entonces, ¿cuáles son las ondas que emanan de la conciencia? Te enfadas. El enfado es un vritti o onda mental. Contrólala. Al lanzar una piedra a un lago, aparecen ondulaciones. Las ondulaciones no son diferentes del agua; de la misma manera, los vrittis no están separados de la conciencia, pero son capaces de agitarla. Así es como Patanjali explica el yoga.

El Bhagabad Gita describe dieciocho tipos de yoga. El primero es vishada yoga, el yoga de la depresión. Cuando una persona está deprimida, no siente esperanza. No quiere trabajar, estudiar, ni hablar, y todo le parece negativo y desfavorable.

¿Qué dice Arjuna en el primer capítulo del Bhagavad Gita? “El arco se escapa de mis manos, estoy bañado en sudor, no me tengo en pie, la cabeza me da vueltas, todo me parece
negativo” (1:30, 1:31):


Gaandeevam sramsate hastaat tvak chaiva paridahyate;
Na cha shaknomyavasthaatum bhramateeva cha me manah.
Nimittaani cha pashyaami vipareetaani keshava.


Estos son los síntomas de la depresión, para los que la medicina moderna recetaría medicinas. En Sánskrito, la depresión se llama vishada. Así, el primer capítulo del Bhagavad Gita es “Vishada Yoga”.

La práctica del yoga empieza cuando la mente está inmersa en depresión.
Si tu mente fuera normal, ¿por qué necesitarías yoga? Necesitas yoga cuando la mente está desequilibrada. Así, el Bhagavad Gita empieza con vishada en el primer capítulo, y en los siguientes capítulos se describen otros yogas.

Así, cuando explicamos el yoga, no deberíamos limitarnos al Hatha Yoga. Y cuando hablamos de Hatha Yoga, deberíamos recordar que no solamente hablamos de asana y pranayama. Asana, pranayama, mudra y bhanda son partes del Hatha Yoga, pero a lo que realmente nos referimos es a la unión de dos fuerzas: ida y pingala. Ham y tham son bija mantras; juntos forman la palabra “hatha”, así que la unión de estas dos fuerzas es hatha yoga. Ida y pingala son los dos nadis (canales energéticos) principales del cuerpo. Ellos causan depresión, entusiasmo o pasión, y también control de la respiración. También se los llama Ganga y Yamuna, el sol y la luna, y así sucesivamente.

Los términos correspondientes en la medicina moderna son: el sistema nervioso simpático y parasimpático.

El principal propósito del hatha yoga es equilibrar estos dos sistemas. Asana, pranayama, mudra y banda están destinados a ello. Las asanas no son el principal componente. Cuando practicas asanas estás practicando una parte del hatha yoga, la parte más fácil. El guru Gorakhnath, el sabio Gherand, Yajnavalkya – todos describen el hatha yoga como shatkarma: las seis kriyas de limpieza/purificación.

La naturaleza ha creado nuestro cuerpo de tal manera que todas sus partes funcionen perfectamente coordinadas. No podemos escuchar a nuestro cerebro. Pero si alguna parte del cuerpo no está en armonía, se manifestará una enfermedad y muchas de ellas no se curan con medicinas. El yoga, sin embargo, puede ayudar a tratarla.

Además de la sangre, hay otra cosa que recorre todo nuestro cuerpo: la conciencia. Corre tan deprisa que en el mismo instante en que un mosquito te pica la mano, ya lo sabes. La conciencia hace que una sensación viaje hasta la correspondiente parte del cerebro para que refleje esta sensación. A veces, el flujo de con-ciencia se bloquea, a veces dices algo a alguien y te responde: ¿qué dijiste? Esto pasa cuando el flujo de conciencia está bloqueado en algún punto. El propósito del hatha yoga es eliminar estos bloqueos, y también los del oxígeno y la sangre. El propósito del Raja Yoga, sin
embargo, es diferente.

El objetivo del Raja Yoga es calmar/aquietar la tendencia de la mente a inquietarse. Piensa en cuantas veces durante el día tu mente está turbada. La preocupación y la ansiedad te siguen a todas partes, tanto si estás leyendo el periódico como viendo la televisión. Tus hijos, esposa, el dinero o la falta de él, todo causa ansiedad. Tu vida está llena de ansiedad. Esto significa que tu conciencia continúa disipada/dispersa y rota/fragmentada. Cuando la conciencia está dispersa, los pensamientos vienen y van. El objetivo del raja yoga es reunir/unificar la mente dispersa y focalizarla. Este es el gran objetivo del yoga: ser capaz de meditar concentrado en un punto aunque sea sólo por un minuto, estar en un estado donde sólo hay un pensamiento en la mente y no otro, ser como Arjuna cuando tiene que disparar al ojo del pájaro. Él no ve su cabeza, ni la rama del árbol, ni su arco y flecha. Sólo ve el punto negro del ojo del pájaro. Esto se conoce como conciencia concentrada/conciencia focalizada (one-pointedness). Sólo una cosa existe delante de tus ojos.

El gran logro del yoga no es conseguir una buena salud. Esto es sólo un efecto secundario. El mayor logro es la focalización de la mente. Cuando la mente está concentrada en un punto, la persona se abstrae de todo lo que pasa a su alrededor. Cuando esto sucede, una energía peculiar surge desde nuestro interior, una energía especial fluye por la mente. Esto es yoga.

Fuente: revista "Vishuddhi"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Licencia Creative Commons
Conciencia Yoga por Patricia Aballay se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported.
Basada en una obra en yogaconciencia.blogspot.com.