5 may. 2012

Gheranda Samhita: capítulo 2 "Asanas"


Gheranda Samhita


Estructura y contenido
El Gheranda Samhita es un manual de hatha yoga del siglo XVII que consta de 351 estrofas distribuidas en siete capítulos. Es una de las tres escrituras clásicas del hatha yoga y las técnicas que presenta forman la base de muchas prácticas del Yoga contemporáneo. Las enseñanzas se presentan en forma de diálogo entre el sabio Gheranda, de quien nada se conoce, y su discípulo Chanda Kâpâli.

Esta obra Vaishnavita toma como modelo el Hatha Yoga Pradipika y algunos versos se corresponden con los de dicho manual. El Gheranda enseña una disciplina de siete pasos (sapta—sâdhana) y describe no menos de treinta y dos posturas (âsana) y veinticinco “sellos” (mudra). La parte mas original de este trabajo es el extenso tratamiento de las técnicas de purificación (shodhana). También propone una interesante clasificación del fenómeno del éxtasis (samâdhi). Existen numerosos comentarios a este texto.


Gheranda Samhita
2.Asana (1-45)



Capítulo segundo: 
ĀSANAS. Descripción de 32 posturas.

Āsanas

2:1— Existen ocho millones cuatrocientas mil āsanas descritas por Śiva. Hay tantas āsanas como especies de criaturas vivas en el universo.

2:2— De todas ellas, ochenta y cuatro son las mejores y entre éstas, treinta y dos se consideran útiles para la gente corriente.

2:3-6— Las treinta y dos āsanas que proporcionan la perfección en este mundo material son las siguientes: siddhāsana (postura perfecta; padmāsana (postura del loto); bhadrāsana (postura del bienestar); muktāsana (postura liberadora); vajrāsana (postura del rayo); svastīkāsana (postura afortunada); siṃhāsana (postura del león); gomukhāsana (postura de cabeza de vaca); vīrāsana (postura heróica); dhanurāsana (postura del arco); mṛitāsana (postura del muerto); guptāsana (postura oculta); matsyāsana (postura del pez); matsyendrāsana (postura de Matsyendra); paścimottānāsana (postura de extensión posterior); gorakṣāsana (postura de Gorakṣa); utkaṭāsana (postura elevada); sankatāsana (postura peligrosa); māyūrāsana (postura del pavo real); kukuṭāsana (postura del gallo); kūrmāsana (postura de la tortuga); uttānakūrmāsana (postura de la tortuga en extensión); maṇḍukāsana (postura de la rana); uttānamaṇḍukāsana (postura de la rana en extensión); vṛkṣāsana (postura del arbol); garuḍāsana (postura del águila); vṛṣāsana (postura del toro); salabhāsana (postura del saltamontes); makarāsana (postura del cocodrilo); uṣṭrāsana (postura del camello); bhujangāsana (postura de la cobra); yogāsana (postura de yoga).

2:7— Siddhāsana: el practicante que ha dominado sus pasiones debe: Colocar el talón (izquierdo) en contacto con el ano y el otro sobre los genitales. Mantener la barbilla contra el pecho. Permanecer inmovil y erguido. Dirigir la mirada al entrecejo. Esta postura conduce a la liberación.

2:8— Padmāsana: colocar el pie derecho sobre el muslo izquierdo. Y de forma análoga, el pie izquierdo sobre el muslo derecho. Cruzar los brazos por la espalda. Sujetar con las manos los dedos gordos de los pies. Poner la barbilla contra el pecho. Fijar la mirada en la punta de la nariz. Esta postura cura todas las enfermedades.

2:9-10— Bhadrāsana: colocar los talones cruzados debajo de los órganos sexuales. Cruzar los brazos por la espalda. Sujetar con las manos los dedos gordos de los pies. Adoptar jālandharabandha. Fijar la mirada en la punta de la nariz. Esta postura cura todas las enfermedades.

2:11— Muktāsana: colocar el talón izquierdo en la base de los genitales. Colocar el derecho encima de los genitales. Mantener espalda, cuello y cabeza alineados. Esta postura proporciona siddhis.
2:12— Vajrāsana: juntar los muslos, apretados como un diamante. Colocar las piernas debajo del ano (sentarse encima de los pies, con los talones separados). Esta postura proporciona siddhis.

2:13— Svastīkāsana: colocar cada pie entre la pantorrilla y el muslo (de la pierna contraria) .Mantener el cuerpo erguido en esta cómoda posición.

2:14-15— Siṃhāsana: olocar los talones cruzados y vueltos hacia arriba bajo los órganos sexuales. Poner las rodillas sobre el suelo y las manos apoyadas en las rodillas. Abrir la boca y efectuar jālandharabandha. Fijar la mirada en la punta de la nariz. Esta postura proporciona destruye todas las enfermedades.

2:16— Gomukhāsana: colocar los pies en el suelo con los talones cruzados bajo las nalgas. El cuerpo debe mantenerse firme, con la cara levantada y la boca saliente. Permanecer sentado tranquilamente. Esta postura recuerda el hocico de una vaca.

2:17— Vīrāsana: colocar un pie sobre el muslo (opuesto). Girar hacia atrás el (otro) pie.

2:18— Dhanurāsana: extender las piernas en el suelo, rectas como un palo. Sujetar los dos pies con las manos, de tal forma que se doble el cuerpo como un arco.

2:19— Mṛitāsana: permanecer echado de espaldas en el suelo, completamente extendido, se denomina postura del cadáver. Esta postura elimina la fatiga física y calma la agitación mental.

2:20— Guptāsana: ocultar los pies bajo los muslos y las rodillas. Colocar las nalgas sobre los pies.

2:21— Matsyāsana: adoptar la postura del loto (sin cruzar los brazos por la espalda). Permanecer tendido sobre la espalda. Sujetar la cabeza entre los codos.

2:22-23— Matsyendrāsana: mantener relajada la región abdominal y la espalda. Doblar la pierna izquierda y colocarla sobre el muslo derecho; después colocar en éste el codo derecho y la cara en la palma de la mano derecha. Fijar la vista en el entrecejo. Ésta postura se denomina matsyendra.

2:24— Paścimottānāsana: extender las piernas sobre el suelo, rectas como un palo, sin que se toquen los talones. Colocar la frente sobre las rodillas. Sujetar los dedos de los pies con las manos.

Paschimottanasana
2:25-26— Gorakṣāsana: colocar los pies vueltos hacia arriba, entre las rodillas y los muslos. Colocar las manos abiertas ocultando cuidadosamente los talones. Contraer la garganta y fijar la mirada en la punta de la nariz. Esta postura proporciona el triunfo a los yoguis.

2:27— Utkaṭāsana: permanecer de puntillas, con los talones levantados del suelo. Colocar las nalgas sobre los talones

2:28— Sankatāsana: apoyar pie y pierna izquierdos sobre el suelo. Rodear la pierna izquierda con la derecha. Colocar las manos sobre las rodillas.

2:29-30— Māyūrāsana: colocar las palmas de las manos en el suelo. Apoyar el abdomen sobre los codos.  Levantarse sobre las manos con las piernas en el aire, cruzadas en loto. Esta postura estimula la digestión y elimina las enfermedades abdominales.

2:31— Kukuṭāsana: sentarse en el suelo con las piernas cruzadas en loto. Apoyar las manos en el suelo introduciendo los brazos entre los muslos y las pantorrillas. Levantarse en equilibrio sobre las manos, soportando el peso del cuerpo con los codos.

2:32— Kūrmāsana: cruzar los talones debajo de los órganos sexuales. Mantener alineadas la espalda, cabeza y cuello.

2:33— Uttānakūrmāsana: adoptar kukuṭāsana (postura del gallo) .Sujetar el cuello con las manos. Erguirse, estirándose como una tortuga.

2:34— Maṇḍukāsana: poner los pies hacia atrás. Dedos de los pies tocándose. Rodillas hacia delante (bien separadas).

2:35— Uttānamaṇḍukāsana: colocarse en maṇḍukāsana (postura de la rana). Sostener la cabeza con los codos. Estirar el cuerpo como una rana.

2:36— Vṛkṣāsana: mantenerse de pie sobre la pierna izquierda. Colocar el pie derecho sobre el muslo izquierdo. Permanecer derecho como un árbol plantado en el suelo

2:37— Garuḍāsana: presionar los muslos contra el suelo. Mantener el cuerpo firme con las manos sobre las rodillas.

2:38— Vṛṣāsana: colocar el ano sobre el talón derecho. Cruzar la pierna izquierda sobre la derecha. Colocar el pie izquierdo al lado de la pierna derecha.

2:39— Salabhāsana: ponerse boca abajo en el suelo. Colocar las palmas de las manos en el suelo, a la altura del pecho. Levantar las piernas la altura de un codo (23 cm).

2:40— Makarāsana: ponerse boca abajo con el pecho en contacto con el suelo. Extender y separar (ampliamente) las piernas. Sujetar la cabeza con los brazos. Esta postura aumenta el calor corporal.

2:41— Uṣṭrāsana: ponerse boca abajo en el suelo. Doblar las piernas hacia atrás. Agarrar los pies con las manos. Contraer fuertemente los músculos abdominales y la boca.

2:42-43— Bhujangāsana: olocar la mitad del cuerpo, desde el ombligo hasta los pies, sobre el suelo. Apoyar las palmas de las manos en el suelo. Levantar la cabeza y la parte superior del cuerpo, como una serpiente. Esta postura aumenta el calor corporal y elimina todas las enfermedades. Con su práctica se despierta kuṇḍalinī.
Bhujangasana

2:44-45— Yogāsana: girar los pies hacia arriba y colocarlos (cruzados) sobre las rodillas. Poner las manos sobre el suelo, con palmas hacia arriba. Fijar la mirada en la punta de la nariz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Licencia Creative Commons
Conciencia Yoga por Patricia Aballay se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported.
Basada en una obra en yogaconciencia.blogspot.com.