6 may. 2012

Gheranda Samhita: capítulo 7 "Samadhi"


Gheranda Samhita

Estructura y contenido
El Gheranda Samhita es un manual de hatha yoga del siglo XVII que consta de 351 estrofas distribuidas en siete capítulos. Es una de las tres escrituras clásicas del hatha yoga y las técnicas que presenta forman la base de muchas prácticas del Yoga contemporáneo. Las enseñanzas se presentan en forma de diálogo entre el sabio Gheranda, de quien nada se conoce, y su discípulo Chanda Kâpâli.

Esta obra Vaishnavita toma como modelo el Hatha Yoga Pradipika y algunos versos se corresponden con los de dicho manual. El Gheranda enseña una disciplina de siete pasos (sapta—sâdhana) y describe no menos de treinta y dos posturas (âsana) y veinticinco “sellos” (mudra). La parte mas original de este trabajo es el extenso tratamiento de las técnicas de purificación (shodhana). También propone una interesante clasificación del fenómeno del éxtasis (samâdhi). Existen numerosos comentarios a este texto.

Gheranda Samhita
7. Samadhi (1-23)



Capítulo séptimo: 
SAMĀDHI. Descripción de varias técnicas para inducir el enstasis

7:1— El samādhi es un tipo de yoga magnífico, que se adquiere gracias a una gran suerte. Se obtiene samādhi gracias a la bondad y gentileza del guru, y por la intensa dedicación que se le preste.

7:2— Esta fantástica técnica del samādhi la dominará pronto aquel yogui que tenga confianza en el conocimiento, en su guru y en si mismo, y cuya mente se abra a la inteligencia todos los dias.

7:3— Samādhi o mukti es la liberación de todos los estados de conciencia y consiste en separar manas del cuerpo para unirlo a paramātman.

7:4— Yo soy Brahma, no soy nada mas; realmente soy Brahma y no me afecta el sufrimiento; soy satcitānanda, siempre libre; participo de una única esencia.

7:5-6— El samādhi tiene cuatro formas: dhyāna, nāda, rāsananda y laya, que se logran respectivamente mediante śāmbhavī, khecarī, bhrāmarī y yonimudrā. El samādhi del Bhakti Yoga es el quinto; y el samādhi del Rāja Yoga, que se obtiene mediante manomūrcchākumbhaka, es el sexto.

Dhyānayogasamādhi
7:7— Ser consciente de ātman mientras se efectúa śāmbhavī. Cuando se consigue contemplar a Brahma en bindu, hay que concentrarse en ese punto.

7:8— Llevar ātman hacia ākāśa y ākāśa hacia ātman, fusionándolos. De esta forma, con ātman lleno de ākāśa, no habrá ningún obstáculo; y lleno de completa felicidad, el practicante entrará en samādhi.

Nādayogasamādhi
7:9— Dar vuelta la lengua hacia arriba y atrás, cerrando los conductos de aire, realizando así khecarī. Con esta técnica se provocará el samādhi. No es preciso nada más.

Rāsanandayogasamādhi
7:10-11— El practicante debe realizar bhrāmarī inspirando y espirando lentamente el aire, mientras escucha un zumbido como el de un escarabajo (o un moscardón). Debe concentrar manas justo en el centro de este zumbido. Con esta técnica se logrará el samādhi y surgirá el conocimiento so’ham (soy ello), alcanzando una gran felicidad.

Layayogasamādhi
7:12-13— El practicante debe realizar yonimudrā, mientras imagina que el yo es śakti, que el puruṣa es paramātman y que ambos forman solo uno. De esta manera se logra samādhi y se llega a comprender ahambrahma (soy Brahma). Esto conduce directamente al advaitasamādhi (samādhi no dual).

Bhaktiyogasamādhi
7:14-15— Contemplar dentro del corazón la deidad elegida. Llenarse de éxtasis por tal contemplación, derramando lágrimas de felicidad y absorbiéndose por la emoción. Esto conduce al samādhi y a manonmanīavasthā.

Rājayogasamādhi
7:16— El practicante debe realizar manomūrcchākumbhaka, mientras se unen manas y ātman. Con esta unión se obtiene el rājayogasamādhi.

7:17— ¡ Oh Chaṇḍa!, de esta manera te he mostrado el samādhi, que conduce a la liberación. rājayogasamādhi, unmanī y sahajavasthā son sinónimos que hacen referencia a la unión de manas y ātman.

7:18— Viṣṇu está en el agua, en la tierra, en la cima de la montaña, en medio del fuego y de las llamas volcánicas; todo el universo está lleno de Viṣṇu.

7:19— Todo lo que camina sobre la tierra, o que se mueve en el aire, los seres vivos, los árboles, arbustos, raíces, plantas trepadoras, hierbas, etc, los océanos y montañas; todos te reconocen como Brahma. Contempla todo en ātman.

7:20— Ātman, confinado dentro del cuerpo, es caitanya. Es intrínsecamento lo Eterno, lo Supremo. Debe contemplarse separada del cuerpo físico, libre de deseos y pasiones.

7:21— Así se obtiene el samādhi, liberándose de todos los deseos, del apego al propio cuerpo, la familia, los amigos y las riquezas. Liberándose de todo apego, el practicante obtiene el samādhi absoluto.

7:22— Śiva ha revelado muchos tattvas, como laya, amṛta y otros. Te he mostrado todos ellos en un resumen que te conducirá a la emancipación.

7:23— ¡Oh Chaṇḍa!, de esta forma te he mostrado el samādhi, dificil de obtener. Si lo logras, no volverás a renacer en este plano de existencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Licencia Creative Commons
Conciencia Yoga por Patricia Aballay se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported.
Basada en una obra en yogaconciencia.blogspot.com.