31 ago. 2012

Mundaka Upanishad

Otros Upanishads en estos links:

Yoga Darshana Upanishad










La Upanishad de los ascetas de cabeza rapada.

Pertenece al Atharva Veda y fue compuesta por una orden de ascetas que se distinguen por llevar la cabeza rapada. 
Mundaka Upanishad pertenece a las 10 Upanishad mas importantes y valoradas, y es reconocida por la belleza e inspiración mística de sus versos. 

Tomé estas notas del libro "Filosofía y Literatura de la India" de Fernando Tola y Carmen Dragonetti, la traducción es de ellos. Copié cada capítulo y debajo de cada uno están las notas de los autores aclarando algunos conceptos. 


PRIMER MUNDAKA

PRIMER KHANDA

Resumen

Manera como la ciencia de Brahman ha sido transmitida (1-2). Planteamiento del tema (3). Existencia de dos ciencias. La inferior comprende los textos sagrados tradicionales y las ciencias auxiliares que los explican (4-5). La ciencia superior es aquella por la cual se alcanza lo Imperecedero, algunas de cuyas características son enumeradas (fin del 5-6). Lo Imperecedero es el origen de todo (7). Importancia del ascetismo. Brahman es el origen de la creación (8). Importancia de aquel que posee el conocimiento pues él es el origen de todo (9).

1. De entre los dioses, Brahmâ1 nació el primero, hacedor de todo, guardián del universo. El enseñó a Atharva, su hijo mayor2, la ciencia de brahman, fundamento de todas las ciencias3.

2. La ciencia de Brahman, que Brahmâ reveló a Atharvan, Atharvan se la transmitió antiguamente a Angir. Éste se la enseñó a Bhâradvâja Satyavâha, y Bhâradvâja a Angiras, la superior y la inferior. 

3. Shaunaka, un importante jefe de familia, acercándose a Angiras, de acuerdo con las normas, le preguntó: ¿Señor, qué es aquello con cuyo conocimiento todo se vuelve conocido?4

4. Angiras le dijo: Los que conocen a Brahman dicen que dos ciencias deben ser conocidas: la ciencia superior y la ciencia inferior.

5. De ellas, la inferior5 es el Rig Veda, el Yajur Veda, el Sama Veda, el Atharva Veda, la Fonética, el Ritual, la Gramática, la Etimología, la Métrica, la Astronomía, las Leyendas y los Purânas, la Lógica, la Investigación Filosófica , los Tratados de la Ley. La superior es aquella por lo cual es alcanzado lo Imperecedero6.

6. Lo que es invisible, inagarrable, sin familia, sin casta, sin ojos y sin oídos, sin manos y sin pies, eterno, omnipresente, omnipenetrante, muy sutil, inalterable; y que los sabios consideran la mariz de lo que existe.

7. Como la araña emite y reabsorbe su hilo, como en la tierra nacen las hierbas, como del hombre vivo los pelos y los cabellos, así también de lo Imperecedero nace aquí todo7.

8. Por el ascetismo se incrementa Brahman8. De él nace el alimento; del alimento el aliento vital, la mente, la verdad, los mundos y la inmortalidad en los actos9.

9. Brahman10, el nombre, la forma y el alimento nacen de aquel que todo lo conoce, que todo lo sabe, cuyo ascetismo está hecho de conocimiento11.

Notas:
1. Dios personal, creador y regente del universo, diferente de Brahman, lo absoluto.
2. La ciencia de Brahman solo puede ser enseñada al hijo o al discípulo;
3. Ya que ella permite el conocimiento de todo.
4.Brahman, en cuanto esencia última de todo, es el principio con cuyo conocimiento se obtiene el conocimiento de todo - tesis importante de los Upanishads.
5. Aunque las Upanishads no niegan las tradiciones anteriores, con todo las desvalorizan al hacer de Brahman el Principio Supremo, diferente de los dioses védicos y superior a ellos, y al considerar, contrariamente a los Vedas, que el summum bonum no está constituido por una larga vida, descendencia numerosa, riquezas y renombre y, después de la muerte, por la existencia en el cielo, sino por la liberación de las reencarnaciones, y que este summum bonum no puede ser alcanzado con los ritos y ceremonias tradicionales, sino sólo con el conocimiento de Brahman;
6. Lo imperecedero es Brahman.
7. La creación para los Upanishads es propiamente una emisión a partir del Principio Supremo.
8. Es poco clara la idea de que Brahman, lo Absoluto, crece gracias al ascetismo. No es raro encontrar en las Upanishads afirmaciones contradictorias, que los comentadores tratan de armonizar recurriendo a interpretaciones ingeniosas pero muchas veces forzadas, o expresiones poco comprensibles que los comentadores igualmente intentan de todos modos volver plenamente inteligibles. De todos modos la estrofa exalta la práctica del ascetismo;
9.Entendemos que la inmortalidad, que radica en los actos rituales, es la existencia, después de la muerte, en el paraíso o cielo donde se disfruta de placeres y felicidades materiales.
10. Es también poco claro que Brahman, lo Absoluto, nazca del asceta dotado del conocimiento de Brahman;
11. Esta estrofa exalta no ya el ascetismo sino el conocimiento.

PRIMER MUNDAKA

SEGUNDO KHANDA


Resumen
Recomendación del cumplimiento de las prácticas espirituales (1). Enumeración de algunas normas ritualistas (2-3). Nombre de las llamas del fuego (4). La recompensa de aquel que practica bien los ritos es entrar en "el mundo de Brahma" que es una especie de cielo (5-6). Insuficiencia de la recompensa que obtienen los que todo lo confían a los ritos: después de haber gozado el fruto de sus actos rituales, reingresan al círculo de las reencarnaciones (7-10). Solamente aquellos, que se dedican a la ciencia superior logran llegar al Ser Supremo (11). El brahmán, que reflexiona acerca de la insuficiencia de los mundos creados por los actos rituales y acerca de como esos actos no pueden explicar al Ser Supremo, ha de tornarse indiferente a todo. Necesidad de recurrir a algún maestro instruido (12) que le enseñe la ciencia superior que conduce a la verdad (13).




1. Esta es la verdad:12 los actos13 que los poetas14 veían en los mantras15, están expresados de muchas maneras en la tríada16. Practicadlos constantemente17, vosotros que deseáis la verdad. Ese es para vosotros el camino hacia el mundo del acto meritorio18.

2. Cuando tiembla la llama, una vez encendido el fuego que lleva las ofrendas, entonces, uno debe colocar sus ofrendas entre dos porciones de manteca clarificada.

3. De aquel cuya ofrenda al fuego no va acompañada de las ceremonias de la luna nueva, de la luna llena, o de los cuatro meses, o de las primicias; o carece de las prácticas de la hospitalidad; o no es ofrecida del todo, o no va acompañada del homenaje a todos los dioses, o es ofrecida en disconformidad con las normas, de aquél, (eso) destruye los mundos hasta el séptimo19.

4. La negra, la terrible, la rápida como el pensamiento, la muy roja, la que es del color del humo, la chispeante, la divina de todos los reflejos, ésas son las siete lenguas temblorosas (del fuego).

5. Ellas (Las llamas) convertidas en rayos de sol, llevan, adonde está el señor de los dioses, la única morada, a aquél que realiza los ritos mientras ellas brillan, entregando las ofrendas en el momento conveniente.

6. Al que sacrifica, las ardientes ofrendas se lo llevan por los rayos del sol, diciéndole: “ven”, “ven”. Dirigiéndole palabras agradables, le rinden homenaje. Ese es, para vosotros, el mundo de Brahmâ, auspicioso, afortunado.

7. Pero en verdad que son débiles esos barquichuelos, dieciocho en número20, que tienen forma de sacrificio, y en los que se dice que está el acto inferior21. Aquellos que, insensatos, lo consideran como lo mejor, entran de nuevo en la vejez y en la muerte22.

8. Viviendo en la ignorancia, considerándose a sí mismos como inteligentes y sabios, golpeándose sin cesar, dan vueltas y vueltas, insensatos, como ciegos conducidos por un ciego.

9. Viviendo de muchas maneras en la ignorancia, piensan, necios: “nosotros hemos alcanzado nuestro objetivo”. Por estar dedicados a los actos, no poseen el conocimiento, a causa de sus pasiones; por eso, afligídos, decaen (del cielo) con sus mundos destruídos.23

10. Creyendo que lo más deseable es el sacrificio y los actos rituales, no reconocen, locos, nada mejor. Y así después de haber gozado (del fruto de sus actos) en la cúspide afortunada del firmamento, vuelven a entrar en este mundo o en uno inferior aún.

11. Pero quienes24 en el bosque se dedican al ascetismo y a la fe, serenos, sabios, viviendo de limosnas, aquellos por la puerta del sol, exentos de pasiones, se van adonde está, inmortal, el Ser Supremo, el Atman inalterable.

12. Al ver los mundos construidos por la acción, el brahmán ha de llegar al renunciamiento25. El no hecho no es gracias a lo hecho26. Para conseguir el conocimiento, debe ir pues, con un leño en la mano27, a donde un maestro28 instruido, absorvido en la contemplación de Brahman.

13. Entonces ese sabio le dirá, cuando se le haya acercado como es debido, y esté con la mente serena y lleno de paz, la ciencia de Brahman tal como es, por la que puede reconocer al Ser Supremo29, imperecedero, real.

Notas:
12. La idea de la estrofa I. 7. (todo nace de lo Imperecedero) se continúa en todo el Khanda II, Mundaka 1°, pero atribuyendo la creación no a lo Imperecedero, sino al Ser Supremo. El Khanda I, 2° interrumpe así el curso del pensamiento;
13. Los actos rituales, las ceremonias;
14. Los autores de los himnos védicos;
15. Las fórmulas y versos del Veda;
16. Los tres Vedas que contienen las prescripciones relativas a los actos rituales que deben realizarse;
17. Después de recomendar la realización de las prácticas rituales, la Upanishad les resta valor en las estrofas 7-10;
18. El paraíso o el cielo, donde se permanece una determinada extensión de tiempo, de acuerdo con los méritos de cada uno, para volver luego a la vida en la tierra.
19. Expresión poco clara
20. Número arbitrariamente fijado de los ritos existentes;
21. El acto superior es el conocimiento que no surge de los ritos;
22. Los partidarios de los ritos, a los cuales se refieren las estrofas 7-9, no escapan a las reencarnaciones.
23. Una vez que se agotaron los méritos acumulados que hicieron que se reencarnaran en algunos de los cielos de los dioses, esos cielos, los mundo que transitoriamente alcanzaron, terminan para ellos.
24. Esta estrofa opone al sabio, que sigue las enseñanzas upanishádicas, a las personas que cifran todo su esfuerzo y esperanzas en los ritos.
25. Al ver que los mundos, como el cielo, que uno puede conseguir con sus actos, son perecederos, en el sentido de que uno permanece en ellos de acuerdo con los méritos que acumuló con sus acciones, para regresar después a la vida terrestre, uno se desesperaría al darse cuenta que sigue encadenado al nacimiento, a la muerte y al dolor;
26. El Ser Supremo, que carece de nacimiento y de origen, no existe gracias a lo que ha tenido creación. Tampoco nada que haya tenido creación puede hacernos llegar a él;
27. Una de las obligaciones del discípulo era reunir leña en el bosque para el fuego de su maestro;
28. El conocimiento de Brahman sólo puede ser obtenido bajo la dirección de un maestro [guru] que enseñe las doctrinas y prácticas que conducen a él.
29. Hemos traducido la palabra sánscrita purusha del original por "Ser Supremo", dios supremo y personal. En esta estrofa y en la sección siguiente se hace presente la posición teista que prefiere concebir al Principio Supremo como un ser personal, un dios supremo en todo el sentido de la expresión. Esta posición teista alterna con la concepción absolustista que concibe al Principio Supremo como una entidad impersonal y neutra [Brahman lo Imperecedero]

SEGUNDO MUNDAKA


PRIMER KHANDA
Resumen
Lo Imperecedero es el origen y el fin de todo (1). Sus características (2). Todo nace del Ser Supremo (3, 5-9). Afirmación de tendencia panteísta (4;10). Sólo el conocimiento del Ser Supremo puede destruir la ignorancia (10).

1. Esta es la verdad: Así como de un fuego bien encendido salen, a miles, las chispas, que tienen su misma esencia, así, oh amigo, de lo Imperecedero nacen los diversos seres, y ahí mismo regresan30.

2. Esplendoroso, incorporal es el Ser Supremo, está en el interior y en el exterior, sin nacimiento, sin aliento vital; sin mente; puro; está mucho más allá de lo Imperecedero31.

3. De él nace el aliento vital, la mente y todos los sentidos, el espacio, el viento, la luz, las aguas y la tierra, soporte de todo.

4. El fuego es su cabeza; la luna y el sol, sus ojos; los puntos cardinales, sus oídos; los Vedas revelados, su voz; el viento, su aliento vital; el todo, su corazón; de sus pies nace la tierra. Es el Atman interior de todos los seres32.
5. De él nace el fuego; su leño es el sol. De la luna nace la lluvia, y las yerbas que están en la tierra. El hombre vierte su semen en la mujer33, los numerosos seres han nacido del Ser Supremo.

6. De él nacen los versos, las melodías y las fórmulas rituales, las consagraciones, los sacrificios, todas las ofrendas y los honorarios del sacerdote, el año, el que sacrifica, los mundos en que la luna alumbra, aquellos en que el sol.

7. De él han nacido de diversas maneras, los dioses, los sadhyas34, los hombres, las bestias, los pájaros, la expiración y la inspiración, el arroz y el trigo, el ascetismo, la fe, la verdad, la castidad, la norma.

8. De él nacen los siete soplos vitales35, las siete llamas36, los leños, las siete ofrendas37; estos siete mundos38 en que circulan los alientos vitales que están en el fondo del corazón, colocados de siete en siete39.

9. De él nacen los océanos, todas las montañas, de él fluyen los ríos de toda especie; de él todas las yerbas, y la savia40 gracias a la cual se mantiene en los seres el Atman interior.

10. El Ser Supremo es todo esto; el acto, el ascetismo, Brahman41, más allá de la muerte. Aquel que sabe que él mora en lo recóndito (de su ser), aquel, en este mundo, destruye la cadena de la ignorancia, oh amigo.





Notas:
30. Esta estrofa presenta a lo Imperecedero (impersonal) como origen de todo; en las estrofas 3-9 se dirá que todo nace del Ser Supremo (personal). Lo Imperecedero es el origen y el fin de todo y es además la esencia de todo.
31. El Ser Supremo, dios personal, es concebido como superior ("más allá") a lo Imperecedero, entidad impersonal.
32. El Ser Supremo mora en el interior de cada hombre como un principio espiritual individual.
33. No se percibe la relación de esta idea con lo que precede y con lo que sigue.
34. Seres sobrenaturales
35. Generalmente se dice que los alientos son cinco;
36. ver estrofa 4 de I, 2°;
37. Número arbitrariamente fijado de las clases de ofrendas;
38. En la India se pensó primeramente que los mundos eran tres; posteriormente se pensó que eran siete. Se sabe el valor mágico que los números 3 y 7 tenían en las culturas arcaicas. Cf. Kirfel, Die Kosmographie der Inder, pags. 2-28;
39. Expresión poco clara.
40. La savia -entiéndase de los alimentos- hace posible que el hombre viva y que su Atman no lo abandone para encarnarse en otro cuerpo.
41. Esta estrofa identifica al Ser Supremo con Brahman.


SEGUNDO MUNDAKA

SEGUNDO KHANDA


Resumen
Características de Brahman (1-2). Debe ser el objetivo de todo esfuerzo. Medios para llegar a él (3-4). El Atman como fundamento de todo (5). El Atman está en el interior de nosotros y en la ciudadela de Brahman (6-7; 10-12). Características del Atman (8). Efectos de su conocimiento (9).

1. Es42 el gran fundamento, que se ha manifestado y que es llamado "el que está en lo recóndito del ser"43. En él está fijado lo que tiembla, respira y parpadea. Sabed que es el ser y el no ser; que es excelente, aquello que está más allá del conocimiento, lo mejor de los seres.

2. Aquello que es brillante y más sutil que lo sutil, en que están colocados los mundos y las gentes, aquello es lo Imperecedero, Brahman, el aliento vital, la voz y la mente; la verdad, la inmortalidad. Sabe, oh amigo, que aquello es lo que se debe alcanzar.

3. Tomando como arco el gran arco44 de las Upanishads, uno debe colocar en él la flecha afilada por el homenaje, extendiéndolo con la mente identificada con aquello. Sabe, oh amigo, que lo Imperecedero es el blanco.

4. La sílaba sagrada Om45 es el arco, la flecha, el Atman, y se dice que el blanco es Brahman. Es alcanzado por quien está lleno de atención46; como la flecha, debe uno identificarse con él47.

5. Conoced al Atman único en que están tramados el cielo, la tierra, el espacio y la mente con todos los alientos vitales. Dejad de lado todas las demás palabras. El es el puente de la inmortalidad48.

6. Ahí donde49 está fijas las arterias, como los rayos de una rueda en su ee, ahí subsiste en el interior, naciendo de muchas maneras50. Meditad en el Atman, diciendo Om. Buena suerte tengáis, para llegar al otro lado, más allá de la tiniebla.

7. Mora en la divina ciudad de Brahman, en el cielo51, aquel Atman que todo lo sabe, que todo lo conoce, a quien pertenece la grandeza en la tierra.

8. Hecho de pensamiento, conductor del aliento vital y del cuerpo, mora en el alimento52, controla el corazón. Los sabios lo ven por medio del conocimiento, a él cuya forma es la felicidad, inmortal, resplandeciente.

9. Cuando se le ha visto a él que todo lo abarca, se rompe el nudo del corazón, se destruyen las dudas, perecen los actos53.

10. En el supremo envoltorio de oro54está Brahman puro, indiviso. Es brillante, la luz de las luces55, aquello que conocen quienes conocen al Atman.

11. Ahí56 no brilla el sol, ni la luna ni las estrellas; ahí no brillan estos relámpagos y mucho menos este fuego. El brilla y, gracias a él, todo brilla; por su resplandor, todo resplandece.

12. Es Brahman inmortal; Brahman se extiende hacia el este, hacia el oeste, hacia el sur, hacia le norte, hacia abajo, hacia arriba57. Todo esto es sólo Brahman58, es lo mejor.
Notas:
42. El texto vuelve a referirse en toda esta sección a Brahman (lo Imperecedero) y no ya el Ser Supremo (personal).
43. En cuanto espíritu individual o Atman, Brahman mora en el corazón del hombre.
44. Esta estrofa y la siguiente utilizan la imagen del arco, la flecha y el blanco con referencia a la meditación que debe llevar al conocimiento de Brahman. El arco son las Upanishads o la sílaba sagrada Om; la flecha, el Atman afilado, es decir purificado, por el homenaje a los dioses (como práctica no definitiva y exclusiva sino propedéutica y preparatoria); la mente extiende el arco, es decir medita en las enseñanzas upanishádicas; y el blanco es Brahman. La mente no debe identificarse con Brahman, es decir absorberse en él, mediante la concentración.
45. La sílaba sagrada no sólo es el símbolo de Brahman sino que es también Brahman, de acuerdo con la mentalidad arcaica según la cual el símbolo y lo simbolizado por él son lo mismo.
46. La concentración mental es sólo un acto de atención profunda y prolongada.
47. La flecha sólo ansía alcanzar el blanco; quien desea llegar a Brahman, no debe tener otra meta que él.
48. La inmortalidad, de acuerdo con la concepción básica de las Upanishads, debe ser concebida como la liberación de las reencarnaciones, el no morir más, por consiguiente, el absorberse en Brahman.
49. En el corazón, considerado como la sede del Atman y centro donde confluyen las arterias, según las teorías fisiológicas de la época.
50. Reencarnándose en diversos seres o manifestándose bajo diversas formas.
51. Llama la atención que el texto se refiera a la "divina ciudad" de Brahman, el cielo, siendo Brahman un Principio respecto del cual no se puede pensar que posee una ciudad y mora en el cielo. Asimismo llama la atención que la recompensa del que llegó al conocimiento sea alcanzar el cielo. Desde luego cabe la interpretación metafórica y simbólica.
52. También es extraño que se diga del Atman que mora en el alimento. Cabría tomar el término "alimento" como significando "el cuerpo". La sede del Atman en el individuo es el corazón.
53. Gracias al conocimiento del Atman los actos pasados de uno, o mejor dicho los efectos diferidos y aún no realizados de esos actos, quedan aniquilados y los nuevos actos que uno realiza ya no dejan efectos diferidos, son inocuos.

54. Probablemente esta expresión designa al sol.
55. Brahman es la conciencia que ilumina todo, es decir gracias a la cual las cosas inertes, inconscientes, se tornan objetos del conocimiento. Pero también Brahman es la luz física cuyo resplandor saca al universo de las tinieblas, permitiendo que sea captado por el ojo.
56. Brahman/Atman es por su naturaleza totalmente distinto de todo lo que constituye y caracteriza la realidad empírica.
57. Brahman lo penetra todo, lo abarca todo, es inmanente en todo.
58. Afirmación panteista: el universo es Brahman.

TERCER MUNDAKA

PRIMER KHANDA

Resumen
Alegoría de los dos pájaros que simbolizan, uno al jiva59 encadenado y el otro al Ser Supremo (1). El hombre sufre hasta que percibe al Ser Supremo. efectos de esta percepción (2-3). Características del mejor vidente (4). Medios con los que se puede alcanzar al Atman, algunas de cuyas características se mencionan (5). Superioridad y efectos de la verdad (6). Algunas características de Brahman-Atman (7). Unico medio de alcanzarlo (8-9). Poderes de aquel que conoce al Atman (10).

1. Dos pájaros, compañeros unidos y amigos, están posados en el mismo árbol. Uno de ellos come su sabroso fruto: el otro sin comer, contempla.

2. Posado en el mismo árbol, el hombre hundido (en el cuerpo) sufre con su impotencia. Cuando ve al otro, al Señor, contento, y su grandeza, entonces su pena desaparece.

3. Cuando el vidente ve al que tiene color de oro60, al hacedor, al Señor, al Señor Supremo, a la matriz de Brahma61, entonces, sabio, sacudiendo de sí lo bueno y lo malo62, puro, llega a la suprema identidad63.

4. Es el aliento vital que brilla mediante todos los seres. Conociéndo (lo) uno se convierte en sabio, deja de lado los largos discursos, se deleita en el Atman, goza en el Atman, pracitca los actos religiosos. Es el mejor de entre los que conocen a Brahman.

5. Ese Atman debe ser alcanzado por la verdad, por el ascetismo, por el correcto conocimiento y por la constante castidad. Está en el interior del cuerpo, hecho de luz, brillante, y lo ven los ascetas cuyas faltas han sido destruidas.

6. La verdad triunfa, pero no la mentira64. Por la verdad es construido el camino que lleva hacia los dioses, y por él van los sabios que han satisfecho sus deseos a donde está el supremo tesoro de la verdad.

7. Es inmenso, esplendoroso, de forma inimaginable, más sutil que lo sutil, y resplandece. Está lejos, muy lejos; y está aquí, muy cerca, en los que lo ven, escondido en lo recóndito (de su ser).

8. No es alcanzado por el ojo, ni por la voz65 ni por los otros dioses, ni por el ascetismo, ni por el rito. Pero el que es de índole pura, meditando, lo ve, indiviso, por medio de la serenidad que da el conocimiento.

9. Ese Atman sutil puede ser conocido por la mente en la cual ha penetrado el quíntuple aliento vital66. Por los alientos está tramada la mente toda de los hombres67; en ella, una vez que está pura, resplandece ese Atman.

10. Todo el mundo que son su mente imagina el que es de índole pura, todo deseo que desea, ese mundo él conquista y también esos deseos. Por eso, el que desea el bienestar, debe alabar al que conoce al Atman.

Notas:
59. El jiva, es decir el atman encarnado, es el Ser Supremo, Dios, Brahman. Por eso el texto puede calificar al jiva y al Ser Supremo como compañeros de yugo, es decir; siempre unidos, como amigos. Ambos están en la realidad empírica, pero el jiva está inmerso en esta realidad, experimentándola, mientras que el Señor es únicamente un testigo inalterable de ella.
60. Es decir resplandeciente como el oro.
61. El Ser Supremo es el origen último de todo, por consiguiente de los dioses y de entre éstos de Brahma, el dios creador.
62. El conocimiento del Principio Supremo lo pone más allá del bien y del mal.
63. La suprema identidad desde luego con el Ser Supremo.
64. Esta frase figura en el emblema de la India moderna.
65. Está más allá de los sentidos etc. Sólo puede ser alcanzado mediante el conocimiento. El término "dioses" designa a los otros sentidos.
66. Es decir por la mente concentrada en Brahman en el curso de la meditación yóguica. Otro textos afirman que Brahman/ Atman no puede ser alcanzado por la mente. Cf. Taittriya Upanishad 2.4,1.
67. Idea poco clara.

TERCER MUNDAKA

SEGUNDO KHANDA


Resumen
El conocimiento del Ser Supremo y la carencia de deseos es el medio para liberarse de la reencarnación (1-2). Ni la ciencia ni la inteligencia permiten alcanzar al Atman. No lo alcanza tampoco el que se dedica a su búsqueda sin empeño. Sólo lo alcanza aquel a quien el propio Atman elige (3-4). El sabio, que ha alcanzado el conocimiento del Atman y está libre de pasiones, se libera de las reencarnaciones y se identifica con el todo (5-6). Consecuencias de esa unión: unificación de su ser físico y espiritual en el Principio Supremo (7). El sabio penetra en el Ser Supremo y se identifica a él (8-9). Definición del sabio a quien está reservada la enseñanza de la ciencia de Brahman (10). Conclusión (11).

1. Aquel conoce al supremo Brahman, el fundamento en qu etodo está establecido, brilla y es puro. Quienes adoran al Ser Supremo, libres de deseos, aquéllos, sabios, escapan al nacimiento.

2. A causa de sus deseos68, renace aquí o allá aquel que, dándoles valor, tiene deseos. Pero se diluyen en este mundo todos los deseos de aquel cuyos deseos se han realizado69 y cuyo espíritu está disciplinado.

3. Ese Atman no puede ser alcanzado por la doctrina, ni por la inteligencia, ni por mucha ciencia. Sólo puede ser alcanzado por aquel a quien él elige70. Sólo a aquél el Atman revela su esencia.

4. Ese Atman no puede ser alcanzado por el que carece de energía, ni mediante la negligencia71, o por un ascetismo imperfecto. Sólo penetra en Brahman, en su morada, el Atman de aquel que, sabio, se esfuerza por estos medios.

5. Un vez que lo han alcanzado, gozosos en su conocimiento, disciplinados, exentos de pasiones, serenos, alcanzando al omnipresente en todo lugar, firmes, concentrados, los sabios penetran en el Todo72.

6 . Los ascetas, que han determinado el sentido (del Atman) gracias al conocimiento del Vedanta, con su ser purificado por medio del yoga73 del renunciamiento, se vuelven inmortales, se liberan completamente, en los mundos de Brahman, en el momento de la muerte.

7. Las quince partes74 se introducen en su origen, y los dioses75 en su divinidad correspondiente76. Los actos y el Atman hecho de conocimiento, todos, se unifican en el supremo Inalterable.

8. Como los ríos, fluyendo, desaparecen en el océano, perdiendo nombre y forma, así el sabio, liberándose del nombre y de la forma77, penetra en el Ser Supremo que está más allá de los supremo, espléndido.

9. Aquel que conoce a este supremo Brahman, aquel se vuelve Brahman. No hay nadie en su familia que ignore a Brahman. Va más allá del dolor, va más allá del mal, y libre de las cadenas del corazón, vuélvese inmortal.

10. Esto dice una estrofa sagrada: "Practican las ceremonias religiosas, conocen los Vedas, están absorbidos en la contemplación de Brahman, se sacrifican a sí mismos al Sabio único, están llenos de fe -sólo a ellos debe revelárseles la ciencia de Brahman, cuando han cumplido, como es debido, con el voto de la cabeza78".

11. Esta verdad el sabio Angiras la enseñó en otro tiempo. No debe aprenderla quien no cumple sus votos. Honor a los supremos sabios, honos a los supremos sabios.


Notas:
68. Los deseos son considerados como la causa principal que encadena al hombre a las reencarnaciones, de ahí la necesidad de extirparlos y alcanzar el completo desapego y serenidad -idela propugnado por la espiritualidad india.
69. Sus deseos por las cosas de la realidad empírica han desaparecido con el conocimiento del Atman.
70. El presente texto es uno de aquellos poquísimos textos de las Upanishads antiguas e intermedias en que aparece una idea que podemos equiparar a la doctrina de la gracia en el catolicismo: el Atman elige a quien desea salvar. Generalmente la salvación, consistente en la liberación de las reencarnaciones, depende única y exclusivamente del esfuerzo y del empeño puestos por el hombre.
71. La energía es una virtud muy exaltada por la espiritualidad tanto hinduista como budista.
72. En Brahman, que es la totalidad del ser.
73. La disciplina.
74. Los elementos materiales y los alientos que constituyen al hombre retornan a sus fuentes de origen: el elemento tierra que existe en el hombre  retorna a la tierra, el elemento fuego, al fuego, el aliento, al viento, etc.
75. Los sentidos.
76. Las partes del macrocosmo que corresponden a los sentidos: el ojo al sol, el oído a las regiones del espacio, la voz al fuego, etc.
77. Liberándose de la individualidad (nombre y forma) se absorben en el Ser Supremo. La eliminación de la conciencia personal mediante la absorción en la conciencia universal constituye el ideal upanishádico.
78. Referencia al voto de los ascetas a que esta Upanishad se refiere: el tener siempre rapada la cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Licencia Creative Commons
Conciencia Yoga por Patricia Aballay se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported.
Basada en una obra en yogaconciencia.blogspot.com.