4 jun. 2012

Los estadíos del Yoga, Raja yoga y Hatha yoga.


Fuente: "Luz sobre el Yoga" B K S Iyengar


LOS ESTADIOS DEL YOGA 
Tan importantes como el objetivo en mente son los medios adecuados para alcanzarlo. Patanjali enumera estos medios denominándolos los ocho miembros o estadios del yoga para la búsqueda del alma. Son estos: 
1. Yama (mandamientos de la moral universal).
2. Niyama (autopurificación por la disciplina). 
3. Asana (postura). 
4. Pranayama (control rítmico de la respiración). 
5. Pratyahara (retirada y emancipación de la mente de la dominación de los sentidos y los objetos externos). 
6. Dharana (concentración). 
7. Dhyana (meditación). 
8. Samadhi (estado de superconsciencia producido por una profunda meditación, en la que el aspirante individual (sadhaka) se hace uno con el objeto de su meditación: Paramatma o el Espiritu Universal). 

Yama y niyama controlan las pasiones y emociones del yogui y lo mantienen en armonía con las personas de su entorno. Las asanas mantienen el cuerpo sano, fuerte y en armonia con la naturaleza. Por ultimo, el yogui se libera de la conciencia del cuerpo, al que conquista y convierte en vehiculo adecuado del alma. Estos tres primeros estadios constituyen la búsqueda exterior (bahiranga sadhana). 

Los dos estadios siguientes, pranayama y pratyahara, enseñan al aspirante a regular la respiración y de ese modo controlar la mente. Esto ayuda a liberar los sentidos de la esclavitud de los objetos de deseo. Estos dos estadios del yoga se conocen como la búsqueda interior (antaranga sadhana).

Dharana, dhyana y samadhi conducen al yogui hasta lo mas recóndito de su alma. El yogui no mira al cielo para encontrar a Dios, sino que sabe que El se halla en su interior, y su nombre es Antaratma (el Sí-mismo Interior). Los últimos tres estadios lo mantienen en armonía consigo mismo y con su Creador. Estos estadios se llaman antaratma sadhana, la búsqueda del alma. 
Por medio de la meditación profunda, conocedor, conocimiento y cosa conocida se hacen uno. El que ve, la visión y lo visto no poseen una existencia separada. Ocurre igual que con el gran músico, que se hace uno con su instrumento y con la música que de este obtiene. Es entonces cuando el yogui toma conciencia de su propia naturaleza y alcanza la realización de su sí-mismo (atman), la parte del Alma Suprema que reside en su interior. 

Existen diversas vías (marga) por las que un hombre hace el viaje hasta su Creador. El hombre activo encuentra su realización a través de karma marga, en la cual accede a su propia divinidad mediante el trabajo y el servicio. EI hombre emotivo la halla a través de bhakti marga, donde la realización se lleva a cabo por medio de la devoción y el amor a un Dios personal. El hombre intelectual sigue jñana marga, en la que la realización se obtiene mediante el conocimiento. EI hombre reflexivo o meditativo sigue yoga marga, y realiza su propia divinidad a traves del control de la mente. 

Dichoso el hombre que sabe distinguir lo real de lo irreal, lo eterno de lo transitorio y lo bueno de lo agradable por medio de la discriminación y la sabiduría. Doblemente bendito es quien conoce el amor verdadero y sabe amar a todas las criaturas de Dios. Aquel que obra desinteresadamente por el bienestar de los otros con un corazón lleno de amor es tres veces bendito. Mas el hombre que en el interior de su mortal estructura combina conocimiento, amor y servicio desinteresado, es santo, y se convierte en lugar de peregrinación como la confluencia de los ríos Ganges, Sarasvati y Jamuna. Quienes lo encuentran obtienen la calma y se ven purificados. 

La mente es el rey de los sentidos. Quien ha conquistado su mente, sentidos, pasiones, pensamiento y razón es rey entre los hombres y se halla listo para el raja yoga, la unión regia con el Espíritu Universal. Ha obtenido la Luz Interior.  

Quien ha conquistado su mente es un raja yogui. La palabra raja significa rey, y la expresión raja yoga implica un completo dominio del propio ser (Sí-mismo). Aunque Patanjali expone las distintas formas de controlar la mente, en ningún lugar de sus aforismos afirma que esta ciencia sea el raja yoga, sino que la denomina astanga yoga o los ocho estadios (0 miembros) del yoga. Sin embargo, por el hecho de implicar un dominio completo del sí-mismo, puede ser llamada la ciencia del raja yoga. 

Svatmarama, el autor del Hatha Yoga Pradipika (hatha = fuerza o esfuerzo enérgico), llamo a la misma senda hatha yoga debido a que exige una disciplina rigurosa. 

Generalmente se cree que el raja yoga y el hatha yoga son completamente distintos, diferentes y opuestos el uno al otro: que los Yoga Sutras de Patanjali versan sobre disciplina espiritual y el Hatha Yoga Pradipika de Svatmarama se ocupa únicamente de disciplina física. No es asi, ya que raja yoga y hatha yoga se complementan constituyendo una única aproximación hacia la Liberación. Al igual que un montañero necesita escaleras, cuerdas y crampones, ademas de una buena forma física y disciplina para escalar los helados picos del Himalaya, también al aspirante a yogui le son necesarios el conocimiento y la disciplina del hatha yoga de Svatmarama para alcanzar las alturas del raja yoga expuesto por Patanjali . 

Esta via del yoga actúa como fuente para las otras tres vías. Proporciona calma y tranquilidad, y prepara la mente para una entrega a Dios total y absoluta del ser, en la cual estas cuatro vías se funden en una sola. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Licencia Creative Commons
Conciencia Yoga por Patricia Aballay se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported.
Basada en una obra en yogaconciencia.blogspot.com.