16 may. 2011

Mayor movilidad de las articulaciones


“MAYOR MOVILIDAD DE LAS ARTICULACIONES” del libro Los estiramientos de Bruno Blum





El ser humano es tan joven como sus articulaciones.


 El catedrático Dr. H. Cotta, de Heidelberg, un científico internacionalmente conocido, ortopeda y autor de varias publicaciones tituló uno de sus libros El ser humano es tan joven como sus articulaciones. Con ello subrayó el papel extraordinariamente importante de las articulaciones como uno de los órganos de movimiento esenciales del ser humano. Son, en el verdadero sentido de la palabra, los ejes fundamentales o centros alrededor del cual gira cualquier movimiento o postura, y determinan de manera decisiva las posibilidades y limitaciones de la amplitud de movimiento y del radio de acción.




Las articulaciones son los ejes o centros de giro o rotación de nuestro aparato locomotor

 • Las articulaciones unen de forma prodigiosa todos los segmentos en una cadena funcional que se mueve en un espacio tridimensional. Cuanta más movilidad y capacidad de carga tengan las articulaciones, mayor será la variabilidad de nuestro aparato de sostén y locomotor. Bien mirado, la magnitud de la capacidad de movimiento de nuestras articulaciones y de sus órganos de movimiento determinan nuestra libertad y dinámica corporal. Mientras nuestras articulaciones funcionan de forma óptima, sin producir ruidos ni causar dolor, a todos nos parece normal. En la mayoría de los casos sólo nos damos cuenta de la importancia vital de las articulaciones cuando experimentamos en el propio cuerpo o en el de otras personas cómo el movimiento articular se ha visto drásticamente limitado debido a una enfermedad, a un accidente o a la edad. Por otra parte, cada deportista sano nos demuestra la capacidad de adaptación y desarrollo de las articulaciones y la carga que es capaz de soportar.



Estructura de las articulaciones

 • Para describirlo de forma simplificada, una articulación consta de dos extremos de hueso recubiertos de cartílago que están envueltos en una cápsula articular protectora y nutritiva y que obtienen estabilidad por medio de los ligamentos. Sólo los grupos musculares dispuestos perfectamente por encima de las articulaciones les proporcionan su verdadera función motriz. Tanto el sistema nervioso central como el sistema nervioso autónomo se encargan de mover y coordinar estos músculos. Todos estos tejidos y estructuras son alimentados y mantenidos de un modo asombroso y perfecto a través del sistema vascular.



La función de cada articulación es el movimiento

 • Mientras las articulaciones se muevan de forma óptima y estén bien nutridas, la membrana interna de la cápsula articular segrega suficiente lubricante (líquido sinovial), un líquido incoloro y viscoso que garantiza un deslizamiento perfecto y silencioso de las dos partes de la articulación recubiertas de cartílago y que al mismo tiempo proporciona nutrientes a la articulación y elimina las sustancias desechables que se forman. Todo ello explica que la función general de cada articulación es el movimiento.




Al inmovilizar una articulación (operación, lesión) la producción de líquido sinovial disminuye

• No obstante, en cuanto se descuida o incluso se interrumpe durante un tiempo prolongado el movimiento de la articulación -debido a la inmovilización tras una lesión u operación-, la producción del lubricante articular disminuye provocando adherencias y cierta aspereza en las superficies articulares que finalmente desembocan en una rigidez más o menos pronunciada. Existe un refrán que describe exactamente este proceso: «El que reposa se anquilosa. » El movimiento incluso devuelve la movilidad a una articulación «anquilosada» También una articulación por lo demás completamente sana, se anquilosa tras cierto periodo de inmovilización, es decir, por la falta de movimiento. Sin embargo, si después se vuelve a mover la articulación de forma sensata -en caso de necesidad bajo la supervisión de un especialista- se puede eliminar este «anquilosamiento» y recuperar el movimiento natural como si la articulación «resucitara». Se vuelve a producir lubricante articular, las adherencias se disuelven, los restos de tejido y lubricante que se han ido secando son reducidos y eliminados, de manera que en la mayor parte de los casos se recupera la funcionalidad original de la articulación.




Cómo actúa el estiramiento sobre las articulaciones
 • Los diferentes métodos del elongación inciden de forma selectiva en las características de movilidad de las articulaciones y aumentan el arco de movimiento de cualquier articulación incluida en el estiramiento. La movilidad de todas las articulaciones está limitada por los órganos que le proporcionan estabilidad; en primer lugar y sobre todo por el conjunto cápsulo-ligamentoso que está constituido de tejido conjuntivo rígido; en menor medida el movimiento articular se ve limitado por los huesos. Todas las técnicas de estiramiento tienen el objetivo de aumentar el correspondiente tope que limita el movimiento. Tal como ya se ha explicado con anterioridad, la mejora de la movilidad articular también optimiza la inervación y nutrición de todas las partes de la articulación, es, decir, del cartílago, de la cápsula articular y de los ligamentos (si se diera el caso también de meniscos y de forma limitada de los discos intervertebrales).




La movilidad articular mejorada a través de la elongación aumenta el tope que limita el movimiento

• Los objetivos de la elongación repercuten en las funciones esenciales y en la movilidad de las articulaciones y son capaces de aumentar claramente los topes que limitan los diferentes planos de movimiento. Con una mayor movilidad y flexibilidad articular lograda a través de la elongación también mejora el aprovechamiento deportivo del arco de movimiento ganado: Con una mayor movilidad de la articulación del hombro, un nadador puede aumentar su brazada, un esquiador su tarea con los bastones, un lanzador de jabalina o un jugador de balonmano su dinámica de lanzamiento, y un gimnasta o un patinador artístico su expresividad motriz, mejorando así un rendimiento medible. Lo mismo ocurre en otros deportes en los que por ejemplo unas piernas más flexibles permiten una mayor longitud de paso mejorando de este modo el rendimiento deportivo. Estas deliberaciones tienen una importancia aún mayor para la movilidad de la columna vertebral- una auténtica maravilla- que dispone de múltiples articulaciones.

Conclusión: La movilidad articular mejorada a través del stretching aumenta nuestro radio de acción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Licencia Creative Commons
Conciencia Yoga por Patricia Aballay se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported.
Basada en una obra en yogaconciencia.blogspot.com.