10 may. 2011

Asanas: Samasthitih



Samasthitih,  (o postura de pie), es el inicio y el final de todas las asanas. Siempre retornaremos a esta postura, preparando el cuerpo y la mente para comenzar con la asana siguiente.
                                           
Esta postura requiere concentrarse y percibir todo el cuerpo, al igual que todas las asanas de la serie. Es el momento de sentir el apoyo de las plantas de los pies y repartir equilibradamente nuestro peso corporal, realizar una conexión perceptiva desde uddiyana bandha hacia los pies y hacia la tapa de la cabeza alargando el cuerpo. Nivelar la cadera, evitando la vasculación de la pelvis, y enderezar la columna en una línea recta, no son cosa sencilla cuando comenzamos a practicar. La mirada está dirigida a la punta de la nariz en Nasagrai dristi (Ver dristi). 

Se pueden tomar algunas respiraciones en Samasthitih  en cualquier momento de la serie antes de continuar camino hacia otra postura, es ideal para recuperar el ritmo respiratorio si es que está agitado o irregular. También se realiza al comenzar la serie de yoga, es recomendable estar de pie una cuantas respiraciones equilibrando la respiración, alargándola, para comenzar con buen ritmo.


EFECTOS 
La gente no presta La debida atención a la manera correcta de estar de pie. Algunos cargan exclusivamente el peso del cuerpo sobre una pierna  o mantienen una pierna completamente girada hacia un lado. Otros apoyan todo el peso sobre los talones o sobre el borde interno o externo del pie. Esto puede ser comprobado observando como se produce el desgaste de suelas y tacones del calzado. Debido a esta errónea posición de pie, por la mala distribución del peso del cuerpo se adquieren deformidades particulares que dificultan la flexibilidad vertebral. Aun cuando los pies deban mantenerse separados, es preferible colocar talones y dedos en una linea paralela al plano medio, y no en ángulo. De este modo las caderas se mantienen contraídas, el vientre entra y el pecho se abre hacia delante. Ello proporciona ligereza al cuerpo y agilidad a la mente. Por el contrario, si cargamos el peso del cuerpo solamente sobre los talones, se produce un cambio en el centro de gravedad; las caderas carecen de firmeza, el abdomen se proyecta hacia fuera, el cuerpo se inclina hacia atrás, obligando a un sobre esfuerzo de la columna vertebral, con lo que sobreviene en consecuencia la fatiga y el embotamiento de la mente. Resulta, por tanto, esencial llegar a dominar el arte de permanecer de pie correctamente. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Licencia Creative Commons
Conciencia Yoga por Patricia Aballay se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported.
Basada en una obra en yogaconciencia.blogspot.com.