20 jun. 2017

Yoga Sutras: Samadhi Pada I.5 (con comentarios de Vyasa)

Estudio y recopilación de Jose Ofroy

YOGA SUTRA I.5

vṛttayaḥ pañcatayyaḥ kliṣṭākliṣṭāḥ

Los procesos [mentales] son de cinco tipos [y pueden estar] conectados o no con las causas de aflicción




Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)

tāḥ punar niroddhavyā bahutve sati cittasya

En la mente existe gran variedad (de procesos) y todos ellos deben ser inhibidos.


VOCABULARIO

vṛttayaḥ (los procesos) 
pañcatayyaḥ (son de cinco tipos,) 
kliṣṭa-akliṣṭāḥ (con y sin causas de aflicción)


INTERPRETACIÓN POR AUTOR


Vyaas Houston : Vṛttis-definiciones (de la esfera) son de cinco tipos. Son kliṣṭa–obstructoras (ocasionan dolor) o akliṣṭā –no obstructoras (no ocasionan dolor)


Georg Feuerstein : Las fluctuaciones son de cinco tipos; causantes o no de dolor


Christopher Chapple y Yogi Ananda Viraj : Las fluctuaciones son de cinco tipos, con dolor o sin dolor


P. V. Karambelkar : Los vṛttis (las modificaciones funcionales) de citta son de cinco tipos, algunos de ellos son difíciles de eliminar, mientras que otros son fácilmente eliminables


James Haughton Woods : Las fluctuaciones son de cinco clases y son obstructoras o no obstructoras


Pandit Usharbudh Arya : Los vṛttis son de cinco tipos (y de dos clases): con aflicción, dolorosos e impuros, infundidos con los kleśas (kliṣṭa); y sin aflicción, no dolorosos, puros, no infundidos con los kleśas (akliṣṭa)


Fernando Tola y Carmen Dragonetti : Los procesos (vṛtti) son cinco, con kleśas (kliṣṭa) o sin kleśas (akliṣṭa)


Emilio García Buendía : Las oscilaciones (de la mente son) de cinco tipos; (pueden ser) generadoras o no generadoras de aflicción


Oscar Pujol : Hay cinco tipos de procesos mentales y pueden estar sujetos a las aflicciones o verse libres de ellas

—Patañjali delinea cinco modos de pensamiento, cada uno de los cuales puede estar corrupto o ser inmune ante la corrupción. La naturaleza de la "corrupción" se define extensamente en la segunda parte (II.4-9), pero es importante anotar aquí que incluso la más sutil y benigna actividad mental constituye una obstrucción ante la liberación del espíritu (Stoler Miller, Barbara "Yoga. Discipline of Freedom").



PALABRA POR PALABRA

vṛtti (vṛttayaḥ): modificaciones, giros, fluctuaciones; 1) remolinos, torbellinos; 2) procesos o actividades.

pañcataya (pañcatayyaḥ): quíntuple, de cinco formas o clases.

kliṣṭa-: afligido, doloroso, penoso; 1) toda actividad mental (cittavṛtti) que se limite a mantener la potencia de las causas de aflicción (kleśas); 2) conectado con dolor o sufrimiento (con kleśas).

akliṣṭa (akliṣṭāḥ): no afligido, sin dolor, sin pena; 1) modificaciones mentales (cittavṛtti) positivas, que facilitan el proceso de eliminación de los obstáculos al conocimiento (kleśas), es decir, que favorecen la consecución del estado de yoga; 2) sin conexión con dolor o sufrimiento (sin kleśas).


—Esta misteriosa teoría que “constituye realmente la base del yoga expuesto por Patañjali”, se resume en dos términos: kliṣṭa y akliṣṭa. Vyāsa explica kliṣṭa como “causado por los kleśas” (kleśahetuka) pero esto tiene poco sentido puesto que entonces akliṣṭa debería entenderse como “no ocasionado por los kleśas”, lo cual es absurdo, pues toda actividad mental es generada por los kleśas. Vijñāna Bhikṣu propone una interpretación distinta de akliṣṭa como “resultando en akleśa” (akleśaphalika). Pero, ¿cuál es la naturaleza de akleśa? En el Maniprabhā de Rāmānanda se encuentra la ecuación siguiente: kliṣṭa = bandhaphala (es decir, “teniendo como resultado la esclavitud”) y akliṣṭa = muktiphala (es decir, “teniendo como resultado la liberación”). En otras palabras, akliṣṭa son todos los sucesos mentales que facilitan el proceso yóguico de autodestrucción de los kleśa, y kliṣṭa describe el resto de la actividad mental que se limita a mantener la potencia de los kleśa. En consecuencia, akleśa se refiere a la condición en la que el poder de los kleśa sobre la mente se halla parcial o completamente controlado (Feuerstein, Georg "The Philosophy of Classical Yoga").



Vyāsa — Yoga-Bhāṣya (s. V.)
 
kleśa-hetukāḥ karmāśaya-pracaya-kṣetrī-bhūtāḥ kliṣṭāḥ |

Los negativos (kliṣṭa) son aquellos (procesos) causados por los obstáculos al conocimiento o causas de aflicción (kleśas) y son la fuente del karma acumulado en forma de impresiones latentes.
 

khyāti-viṣayā guṇādhikāra-virodhinyo’kliṣṭāḥ |

(Por otro lado,) otros (vṛttis) son positivos (akliṣṭa) y tienen que ver con la iluminación discriminativa (khyāti), oponiéndose a la actividad de los constituyentes fundamentales de la naturaleza (guṇas).

—Las actividades mentales provocan sufrimiento cuando nos apartan del estado de yoga. Reducen el sufrimiento cuando nos conducen más cerca de tal estado. Por tanto, las actividades mentales no se deberían considerar como malas o buenas en sí mismas (Bouanchaud, Bernard "The essence of Yoga").
 

kliṣṭa-pravāha-patitā apy akliṣṭāḥ |

Algunos procesos positivos (akliṣṭa) pueden encontrarse dentro del flujo de los negativos (kliṣṭa).
 

kliṣṭa-cchadreṣv apy akliṣṭā bhavanti |

Es decir, en medio de los procesos negativos, los hay positivos.


akliṣṭa-cchidreṣu kliṣṭā iti |

Así pues, en los intervalos de procesos negativos (kliṣṭa), pueden surgir procesos positivos (akliṣṭa).

—Las vṛttis de citta casi nunca aparecen puras (akliṣṭa) ante ātman-yo sino que aparecen teñidas (kliṣṭa) por las afecciones de ahaṃkāra en virtud de los cinco kleśas. Quiere esto decir que las representaciones no son casi nunca puras, carentes de un sentimiento inherente o kleśas, sino representaciones unidas a una o varias de estas afecciones "ego-istas". Cuando las vṛttis se producen puras, es decir, sin kleśas, entonces estamos ante el samādhi; pero en la mayoría de los casos, las vṛttis aparecen unidas a algunas de estas afecciones o sentimientos del ego, que pueden ser positivas o negativas, aunque el efecto de dolor o servidumbre es el mismo (Ballesteros Arranz, Ernesto "Yogasutras de Patañjali").

—Probablemente, las cinco fluctuaciones pueden ser tanto kliṣṭa como akliṣṭa. Pues, teóricamente al menos, se puede suponer una situación en la que un particular concepto erróneo podría ser beneficioso para la práctica del yoga y, de esta forma, pertenecer a la categoría akliṣṭa. Incluso el sueño podría ser considerado como una función positiva si, por ejemplo, una determinada ensoñación sirviese para activar la meditación (I.38) (Feuerstein, Georg "The Yoga-Sūtra of Patañjali").

 
tathājātīyakāḥ saṃskārā vṛttibhir eva kriyate,

Las impresiones latentes (saṃskāras) producidas tanto por procesos (mentales) positivos como negativos son causa de nuevos procesos.

—Las vṛttis producen en citta unas huellas, saṃskāras, que a su vez son las semillas de los futuros pensamientos. Estos saṃskāras son el karma acumulado en forma de semillas, que va dando sus frutos a su debido tiempo, de modo que las vṛttis producen saṃskāras, y los saṃskāras vuelven a producir vṛttis, que a su vez producen nuevos saṃskāras en una rueda kármica sin fin (Ballesteros Arranz, Ernesto "Yogasutras de Patañjali").

—Por causa de las tendencias que llevamos en nosotros (saṃskāras), guardamos buena memoria de las experiencias pasadas y agradables; así que, cuando somos incapaces de tener las mismas satisfacciones que antes, sufrimos. De este modo es frecuente la interferencia de los sentidos en nuestras responsabilidades. Es evidente que los placeres de los sentidos nos atan a lo que no es permanente, sino que cambia sin cesar. Por esto, aunque sea exacto decir que a veces gozamos a través de los sentidos (y ésta es la razón de la existencia del placer), es ilusorio suponer que esos placeres representan la felicidad permanente que debemos buscar (Desikachar, TKV "Viniyoga").
 

saṃskāraiś caiva vṛttaya iti |

Por tanto (mientras no se alcance el estado de inhibición), la rueda de la actividad mental (vṛttis) y sus huellas sutiles (saṃskāras) girará sin parar.

—La paradoja es que se nos dice que el objetivo del yoga es el cese de los procesos mentales, pero al mismo tiempo la concentración y la meditación son actividades mentales. Por lo tanto, ¿cómo es posible eliminar los procesos mentales con la propia mente? De hecho, en la mayor parte de las escuelas que buscan la liberación de un alma o espíritu de cualquier tipo de contingencia o atadura, existe siempre una paradoja básica que consiste en que el mismo camino de liberación acaba siendo una contingencia o atadura. Así, según el vedānta debemos liberarnos de la ilusión de la dualidad, pero para hacerlo tenemos que seguir una disciplina de variables dualistas. Para el budismo el yo no existe, sin embargo existe una disciplina ética cuyo objeto es purificar este yo inexistente; y para mucha escuelas, como el mismo sāṃkhya-yoga, hay que liberar una conciencia o espíritu que en realidad ¡nunca ha estado esclavizado! (Pujol, Oscar "Yogasūtra", pág. 62-63).
 

evaṃ vṛtti-saṃskāra-cakram aniśam āvartate |

Actuando así, sabiamente, (la mente) se libera de este condicionamiento, esto es, se libera de la semilla de las perturbaciones.
 

tad evaṃ-bhūtaṃ cittam avasitādhikāram ātma-kalpena vyavatiṣṭhate pralayaṃ vā gacchatīti ||5||

Entonces, reside en sí misma, permanece en su pura existencia, o de nuevo se reabsorbe en su origen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Licencia Creative Commons
Conciencia Yoga por Patricia Aballay se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported.
Basada en una obra en yogaconciencia.blogspot.com.