1 oct. 2016

La ciencia del Yoga y otros textos. Swami Vishnu Devananda.



Swami Vishnu Devananda 

Artículos tomados del libro "Upadesha" de Swami Vishnudevananda y de diversas conferencias.






La Ciencia del Yoga


Hay cinco formas de aumentar tu nivel vibratorio. Esta es la aproximación holística. El hombre no es el cuerpo; el hombre no es la mente. Tiene un alma. Tiene cinco envolturas y tres cuerpos. La envoltura física está hecha de comida. La vibración se mantiene alta con lasasanas – posturas de yoga – así como con la alimentación vegetariana. No ingerimos lo que estimula al cuerpo, como alcohol y drogas. Incluso el té y el café son estimulantes. Si dejas de tomar esas aspirinas y medicamentos y practicas tus asanas, tu nivel de vibración de elevará.

Cuando practicas las técnicas de respiración, o pranayama, vas a un nivel más sutil. El pranayama no es simplemente respiración física; también estás tratando de elevar tu vibración al nivel astral, hacia la envoltura vital. El próximo nivel, la envoltura mental, es todavía más sutil. Es el asiento de las emociones. Aquí elevas tu nivel de vibración emocional desde un estado inferior de lujuria, ira, avaricia, odio, celos, envidia y miedo hacia un nivel superior. Este es el propósito del canto de mantras.

Desde el nivel mental, emocional, elevas tu vibración a la envoltura intelectual. el intelecto es la facultad mental superior, pero lo usamos más que nada para propósitos inferiores. Este nivel se eleva mediante la filosofía, el Vedanta. Finalmente llegas a la próxima envoltura, la envoltura de dicha, que esta inactiva. La usamos brevemente durante el sueño profundo, y allí tenemos paz mental. o si haces alguna buena acción, un acto de caridad, a veces la envoltura de dicha se activa; de otra manera permanece muy inactiva. Se la trasciende por medio del Samadhi, el estado de superconciencia. Antes de llegar a la meta, al estado mas elevado, debemos trascender envolturas y envolturas mas densas, como cuando pelas una cebolla. Sigues pelando mas y mas envolturas hasta quedar con… !nada! La cebolla parece muy solida, pero pélala y veras que nada es solido.

De igual forma, cuando trasciendes las varias envolturas – física, vital, emocional, etc. – eventualmente no queda más que Brahman



La Mente Superior


“La mente es simplemente el instrumento a través del cual el Ser experimenta el mundo exterior. El universo real es una reacción ocasional de la mente.

A medida que asciendes en la escalera espiritual vas desarrollando un nuevo sentido, una nueva mente llamada mente superior, en la cual todo es puro. Nunca cometerás errores. El intelecto puede fallar. El instinto también puede ser falible a veces, dependiendo de la instrucción dada a tu mente subconsciente. Aunque la instrucción esté equivocada, el instinto tiende naturalmente a obedecer. Pero una vez que desarrollas tu intuición nunca cometes un error. Todo el conocimiento más elevado, las experiencias superiores con las que nunca has tenido contacto, la paz, la felicidad, las innumerables experiencias que están más allá de tus sentidos, están allí esperando. Todo ello está en la mente superior”.



El Sonido y el Universo Manifestado


Todo se origina en la energía. Es la causa de nuestro cuerpo físico. La belleza no es otra cosa que la energía interior. “La llamada de Avon” no tiene nada que ver con esto. Las vibraciones están en continuo cambio porque es imposible que no haya cambio. La energía siempre se está moviendo desde una longitud de onda a otra. En el cuerpo esto se llama “vejez”. A veces aceleramos esta longitud de onda y la vejez ocurre muy rápidamente. Por ejemplo, si aplasto esta flor en mi mano se va a deteriorar en segundos. La longitud de onda de tu cuerpo puede cambiar lenta o rápidamente. Cuando practicas pranayama y asanas, bandhas y mudras o cuando meditas en un chakra, estás cambiando tu longitud de onda, moviendo la energía hacia un chakra más elevado, a un nivel más elevado. La idea es llevar tu energía al centro más elevado, OM. Ajña chakra.


Todo esto tiene un propósito. No lo puedes aprender sólo intelectualmente: tienes que tener la experiencia, aprenderlo intuitivamente. Entenderlo intelectualmente es bueno para no repetir las cosas mecánicamente, como un loro. Practica conscientemente, entonces la energía puede ascender muy fácilmente y puedes obtener los beneficios.


Tu cuerpo es como un triángulo. Emite energía. Cada chakra oscila. Todo es simétrico. Nada ocurre sin energía. Tu cuerpo no es sino el fruto de tu semilla interior. Hacemos asanas, pranayama, japa y cantos espirituales para estimular la energía y llevarla a un nivel superior. Todo el cuerpo no es sino un yantra. 



Maneras Yóguicas para disolver el Estrés


¿Qué es el estrés? ¿Cuánto estrés podemos soportar? ¿Cómo puede ayudar el yoga?

El hombre primitivo vivía en el bosque. Sus principales medios de vida eran la caza y la recolección de frutas y raíces. No tenía el problema del estrés moderno porque podía usar su energía correctamente o sea, utilizando el mecanismo de huida o lucha. Si de pronto oía a un tigre, ¿qué hacía? Sólo tenía dos alternativas: huía o luchaba. Esto es lo que se llama “el mecanismo de huida o lucha”. Escapaba o luchaba por su supervivencia. En cualquiera de los dos casos, tenía que usar su energía física. En cualquiera de los dos casos, liberaba esa energía. Pero nosotros no estamos en el bosque. Vivimos en ciudades, en el quinto, décimo o centésimo piso. ¿Qué tan lejos podemos escaparnos del estrés de la vida moderna?

El estrés no puede disolverse si no se utilizan técnicas específicas. Tenemos que atacar al estrés en tres niveles: el físico, el respiratorio y el mental. A nivel físico, si quieres deshacerte del estrés, primero tienes que tomar conciencia del mismo. Si no lo haces, no hay manera de que te liberes de él. Eso es lo que hace el yoga. Cada vez que haces un ejercicio permites que el cuerpo se relaje concientemente a través de una sugestión contraria.

Luego regulas la respiración. En primer lugar, respiras profundamente algunos minutos para que el oxígeno neutralice el ácido láctico y luego le envías un mensaje consciente a tus músculos para que se relajen. Ese mensaje consciente es necesario. Eso es lo que nos falta en nuestra vida diaria. Vas acumulando tensión y piensas que puedes liberarte de ella tomando alcohol y fumando, pero eso no hace más que empeorar la situación. Los yoghis dicen que si aprendes a regular la respiración puedes eliminar la tensión. En el momento mismo en que tus pensamientos se concentran, automáticamente regulas el flujo de prana. Elprana no es la respiración. El impulso que estás regulando es el que va desde tu centro respiratorio a los músculos de la respiración. Es el impulso primario de la vida, es la fuerza de la vida misma. Es eso lo que controlas cuando te concentras. Si sabes respirar bien también puedes eliminar el estrés y la tensión a nivel emocional, mental y psíquico.

Finalmente, las percepciones sensoriales, como la visión, el sonido, el olor, el sabor y el tacto estimulan la mente. Por eso es importante la meditación, aprendes a focalizar tu mente. El ejercicio adecuado, la respiración adecuada, la relajación adecuada, la alimentación adecuada, y el pensamiento positivo y la meditación son la manera de controlar el estrés y la tensión.

Swami Sivananda y Swami Vishnu Devananda


Para entender la filosofía yoga


Para entender la filosofía yoga son importantes dos cosas: todo está cambiando (no es posible detener este proceso ni por un instante), y la materia no puede ser destruida. A estos procesos de cambio los llamamos nacimiento y muerte; la muerte del tomate en mi boca es el nacimiento de mi cuerpo; la muerte de mi cuerpo es el nacimiento de nuevas lombrices o gérmenes o bacterias o plantas. La materia no se puede crear ni destruir, pero no permanece en un mismo estado, la materia cambia.

El cuerpo está cambiando en este preciso instante. Observen mi cabello con mucha atención. ¿Ven que están saliendo algunos pelos grises? ¿Ya ven algunos pelos grises nuevos? ¿O les parece que mi cabello permanece igual cuando pasamos de un momento a otro? ¿Podemos acaso detener este proceso en un determinado momento? ¿Si me unto una fórmula Grecian en el cabello, podrá detenerse este proceso? Aunque no lo vean el proceso continúa. Observen las fotos en el libro Yoga completamente ilustrado; todas las fotos son de cuando yo tenía treinta años, ahora tengo sesenta. Cuando vine de la India, el cuerpo que ustedes ven aquí con ustedes, no era así. Yo veo la diferencia en el cuerpo.

Pero este cambio no ocurre de la noche a la mañana, ni tampoco sucede una vez al año. ¿Sí sucede? De repente llega un nuevo cumpleaños y nuestro cuerpo tiene un año más de viejo. ¿Cómo ocurre ese cambio? Momento a momento. Ese proceso no se detiene; nunca se ha detenido. Si regreso en diez o quince años, mi cuerpo será diferente. Pero ese cambio que ustedes van a notar en diez o quince años está sucediendo en este mismo momento. Pero no olviden que al mismo tiempo ustedes también están cambiando. Ustedes están pensando “Por supuesto, Swami Vishnu está envejeciendo, pero nosotros seremos jóvenes para siempre.” Ustedes también están cambiando en este mismo instante. En treinta o cuarenta años verán todos los cambios. Este edificio está cambiando; el planeta tierra, el sol, la luna y las estrellas, las galaxias; nada permanece en el mismo estado ni siquiera por un momento. Ésa es la filosofía yoga.

El cambio es inevitable. ¿Son ustedes capaces de encontrar algo que no cambie? Ah, ahora viene la respuesta que sólo el yoga puede dar. Todos los objetos, toda la materia, cambian, pero el sujeto jamás cambiará. Ahora, ¿qué es el sujeto? El sujeto es “yo soy” y el objeto es cualquier cosa que no sea yo. Cualquier cosa que no sea yo debe ser objeto, ¿entienden? Entonces, ¿yo soy? Sujeto. ¿Y ustedes todos son? Objetos.

Esta flor, ¿es sujeto o es objeto? Un objeto, por supuesto. ¿Cuál es la cualidad de los objetos, de la materia? ¿Cuál es la cualidad de todas las cosas? Todas las cosas cambian en cada momento y todos los objetos se pueden regalar y también volver a quitar. Así que todos los objetos cambiarán y están cambiando momento a momento, y todos los objetos se pueden dar o quitar. Ésta es una ley estándar, una ley básica para todos los objetos. Este trapo, ¿es sujeto o es objeto? Aunque yo lleve puesto este trapo, aún así no será sujeto, ¿verdad? Está cambiando, ¿cierto? Y yo puedo regalar este trapo. Así que obviamente es un objeto. Está cambiando y puede ser regalado.

Pero ahora el problema es este dedo. ¿Es sujeto o es objeto? Algunas personas dicen que es sujeto. Ese es el problema en occidente. Este es un dedo indio, ¿verdad? También es hindú; también es el dedo de un swami. Así que este sujeto es hindú, swami e indio. Pero mañana mi estudiante me dice: “Swamiji, estoy trabajando en París y tengo mucho trabajo para hacer, así que necesito un dedo más.” Por consiguiente vamos al médico y el médico retira este dedo de mi mano y lo pone en la mano de él. ¿De quién es el dedo? ¿Quién lo está utilizando? Él lo esta usando como si fuera su propio dedo. He aquí una de las cualidades de un objeto, se puede entregar o quitar.

La siguiente pregunta es, ¿está cambiando este dedo? Simplemente miren su dedo. Cuando ustedes eran bebés podían doblarlo del todo hacia atrás; ahora se queda recto como un tubo de acero, pero hubo una vez en que vuestros dedos eran muy flexibles. Luego llega la artritis y la mano se pone tiesa y encorvada. ¿Han visto ustedes a personas con manos artríticas? Esas manos no empezaron así y tampoco cambiaron de repente en un instante. Todo sucede momento a momento. Si no lo creen, observen su mano dentro de treinta años. Ella cambia. Así que no puede ser sujeto. Tengo un ejemplo más, por si no me creen.

El sábado sentí un dolor en el pecho, en mi corazón. Corrí a donde el médico. “¡Doctor, doctor! Mi corazón me está atacando.” El doctor me dice: “Bien Swamiji, voy a revisarte todo. Ajá, sí, tu corazón te está atacando; puedo ver tu corazón atacador.” – “¿Qué debo hacer doctor?” – “No te preocupes. Tengo un cuchillo afilado. Sacaré tu corazón atacador y lo botaré. Te pondré un corazón de mico.” – “Gracias doctor, usted es grandioso.”

Así que mi dulce corazón ha ido a parar a la caneca de basura y mi nuevo corazón es un corazón de mico. Ahora, con un corazón de mico ¿quién es el sujeto “yo soy”? ¿Quién soy yo? ¿Escucharían ustedes mi mensaje, teniendo yo un corazón de mico? ¿No creerían ustedes que quien les habla es un mico? “¡Oye mico! No queremos que tu corazón de mico nos hable así.” “¡Él es un mico!” ¿Seguirán ustedes dándome regalos preciosos? ¿Me traerán flores sabiendo que tengo un corazón de mico? Cuidado, porque tengo un corazón de mico y los micos se comen las flores. Pero el sujeto sigue siendo el mismo, ¿verdad? “yo soy” es el mismo.

Bien, si eso es así ¿que pasa con el hígado? “¡Doctor, doctor! Mi hígado me está atacando.” El médico me examinó, me sacó sangre, me dijo “¡Swami Vishnu, usted tiene muy poca sangre en su corriente alcohólica!” – “¿Qué debo hacer doctor?” – “Le pondré el hígado de un marrano”. Un hombre en Estados Unidos logró vivir quince días con el hígado de un marrano. (Esto es cierto, yo no estoy inventando cuentos).

Al día siguiente necesito un riñón porque mis riñones están fallando; y me ponen los riñones de un chivo. Luego, mi sangre está envenenada. ¿Cuántos tipos de sangre hay? Veamos, hay sangre alemana, inglesa, rusa, americana, hindú y africana, sangre protestante, sangre de Berlín oriental y de Berlín occidental… ¿Cuántos tipos de sangre hay? Cuatro –A, B, AB y O–. Estos tipos de sangre se pueden encontrar en cualquier lugar del mundo. Mi sangre A hindú no está bien, así que el médico me dice que puede hacerme una transfusión con sangre nueva; pero aquí sólo hay otro hindú y su sangre es tipo B, “Oh Swami, yo soy un hindú. Yo te daré mi sangre tipo B.”

Entonces alguien dice, “No Swamiji, yo tengo sangre A, sangre A alemana.”

– “¡Oh no, no! Yo no quiero sangre alemana en mi cuerpo. Yo soy un indio hindú. Sólo recibiré sangre hindú.”

Pero, si es sangre B hindú, moriré. Al cuerpo no le importará si es hindú o americana con tal de que sea A de cualquier procedencia. Así que el médico sacó toda mi sangre A hindú y me puso sangre A alemana.

Ahora tengo el corazón de un mico, el hígado de un marrano, los riñones de un chivo y sangre alemana. “¿Y qué pasa con tu religión y tu nacionalidad, Swamiji? Pues anteriormente yo era un indio, pero he vivido en Canadá durante treinta años; tengo pasaporte canadiense; viajo como canadiense. Si este cuerpo tuviera un pasaporte indio no podría pasar de la frontera alemana, aunque el cuerpo sea el mismo. El sólo hecho de que vean un pasaporte indio, sólo la palabra indio escrita en un papel produce un “¡Oh no! Usted necesita visa.” Si quisiera quedarme aquí un mes, tardaría tres meses en conseguir una visa. Con el pasaporte canadiense simplemente entro. Así que soy canadiense. “¿Y tu religión, Swamiji? Pues me convertí en swami, un monje hindú. Para que la gente entienda, es como un sacerdote, padre Juan. “¿Y del sexo qué?” Una pequeña operación con hormonas y me convierto en mujer. Esto sucede con frecuencia.

Así que ahora, con corazón de mico, hígado de marrano, riñones de chivo, sangre alemana, nariz y ojos plásticos, señorita padre Juan. ¿Quién soy yo? ¿Quién soy yo? Aquí vengo. Tengo todas estas partes diferentes; las tengo en mi cuerpo en este momento, exactamente como las describí, y estoy hablando con ustedes. ¿Quién soy yo? ¿He cambiado yo? ¿Ha cambiado mi personalidad? ¿Soy yo eso? ¿Soy yo eso? ¿Soy yo eso? Yo soy eso, soy yo. Yo no soy Vishnu. Yo no soy un canadiense. Yo no soy alemán. Yo no soy este cuerpo.

Yo no soy la mano, corazón, hígado, pies, riñones; yo no soy la mente; yo no soy intelecto; yo no soy el cuerpo astral; yo no soy el cuerpo causal; yo soy. “Yo soy.” Ésa es la respuesta a ¿quién soy yo? Ésa es la filosofía central del yoga, y el propósito de la vida es encontrar ese Yo.


Swami Vishnu Devananda




PAZ

"La plegaria eterna de la humanidad es ‘Señor, danos paz’ . Sin embargo, por más que oremos y hablemos de ella, la paz no llega. ¿Cuándo ha habido paz en la historia del mundo? Aunque se lograra el desarme nuclear aún nos quedarían la ira y el odio que han venido provocando guerras durante miles de años. Mientras no odiemos y temamos los unos a los otros no habrá paz."



“Para que haya paz cada persona debe ir hacia su interior y encontrar la ‘paz que sobrepasa todo entendimiento’. Debemos eliminar la lujuria, la ira, la avaricia, el odio, los celos la envidia y el miedo que tenemos dentro. No pueden ser desterrados mediante declaraciones públicas, leyes ni tratados.”

“Intenta dejar de pensar ‘soy judío, soy católico, soy protestante, soy un hombre blanco, soy un hombre negro, soy un hombre de color, soy hindú’ y demás. Esta idea debería desaparecer del pensamiento humano.”

“Lo que sucede en el planeta Tierra o en tu propio cuerpo, también sucede en el universo. La comprensión de esto cambiará tu visión del universo. Te transformarás en otro tipo de persona. Pero si nos aferramos a nuestras viejas ideas -Dios creó solamente a los israelíes para gobernar, o a los árabes para gobernar, o a los cristianos para gobernar, o a los blancos para gobernar a los negros, o a los negros para gobernar, o a los arios para gobernar a los no arios, a los alemanes, al partido Nazi para gobernar al mundo – entonces no se comprende a Dios. Católicos, protestantes, judíos y árabes, blancos y negros podemos vivir todos juntos. Las personas con educación, las sin educación, los contratistas y los hombres de negocios, los swamis comunes y los yoguis podemos vivir todos juntos, comer juntos, hablar juntos. Podemos vivir nuestra vida de mantera muy universal. Esto es amor, amor universal”.

Avydia, la ignorancia, es la causa de conflicto. ¿Por qué luchan los protestantes y los católicos en Irlanda? ¿Luchan por Jesús o por Dios? No están luchando por Dios, porque Dios ya existe. ¿Por qué luchan los hindúes y los musulmanes? La ignorancia es responsable de los malos entendidos y desacuerdos. Sólo los verdaderos aspirantes espirituales pueden trascenderlos mediante prolongada y estricta disciplina, y por la práctica.

“En todas partes el hombre tiene miedo, y este cáncer puede llegar y destruir a la humanidad entera, pero podemos evitarlo. Elimina este cáncer, este miedo y elimina las barreras artificiales creadas por ‘soy canadiense, soy americano, soy judío, soy católico, soy árabe, soy indio, soy un Swami’. Son todas creaciones mentales. Somos todos hermanos. Elimina esas barreras. Esto es lo primero que nos enseña el yoga. No pienses que perteneces a ninguna religión en particular. Sintamos así y detendremos este cáncer. Esa es la raíz de todos los problemas, porque desde el momento en que te identificas con un grupo – piensas que eres árabe – naturalmente odiarás a los judíos y viceversa. Si eres inglés naturalmente odiarás a los franceses y viceversa. No es necesario. Las almas menos evolucionadas odiarán. Para las almas evolucionadas no existen estas diferencias. Yo no siento que pertenezco a ningún país. Pertenezco al mundo. Muchas personas también sienten así. Son, por supuesto, una pequeña minoría en este mundo. Si logramos pensar así podremos eliminar las barreras, no identificarnos con ningún grupo, y no habrá guerras. Se puede detener el cáncer.

La muerte es tan dolorosa para el pobre como para el rico. En el momento en que etiquetamos – comunista, no comunista, ruso, americano – nos olvidamos de que se trata de personas. Si los consideramos cosas en lugar de seres humanos nos parecen susceptibles de ser asesinados. Debido a que la otra persona es diferente estás listo para destruirla. No solo quieres que muera, quieres que muera de manera miserable. Donde esta tu compasión? Ser compasivo quiere decir sentir compasión hacia todos los seres que ha creado Dios. Cuando sientas esa compasión Dios te protegerá.”







Karma Yoga


La meditación es un continuo deshipnotizarse de la propia identificación con el cuerpo, la mente, el nombre y la forma. Comienza en la vida diaria. Si uno no es capaz de desconectarse de sus actividades cotidianas, tampoco podrá cerrar los ojos y entrar en meditación. Si hay una constante identificación del individuo con sus actividades, estas mismas actividades continuarán agitando su mente, aunque el cuerpo esté sentado e inmóvil. Los ojos pueden estar cerrados, las manos entrelazados, y las piernas cruzadas, pero la mente no estará sujeta y continuará representando su papel e identificándose con el juego mental. Actividad o inactividad física dan lo mismo, ya que la mente representa su papel en todas las circunstancias.

Para poder sentarse a meditar, la mente ha de desconectarse y sustraerse a las preocupaciones cotidianas. El primer paso es Karma Yoga, o servicio desinteresado. Es el fundamento sobre el que se asienta la meditación. Sin él no hay meditación posible. A través del servicio a otros, sin expectativas de ganancia personal, también se pone en práctica el pensamiento positivo.

Un verdadero karma yogui está meditando constantemente. Cuando ayuda a otros, su actitud es: "Señor, estoy trabajando, adorándote y sirviéndote, a través de esta persona en particular. Gracias por concederme esta oportunidad". También se desentiende del efecto de la acción, bueno o malo. Mientras trabaja en la cocina, ora en el templo o almacena la hierba, el karma yogui no se identifica con su acción, y considera que el trabajo es solamente una forma de llegar a lo Supremo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Licencia Creative Commons
Conciencia Yoga por Patricia Aballay se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported.
Basada en una obra en yogaconciencia.blogspot.com.